Fuertes repercusiones por la designación de Scioli al frente de Producción

La designación del ex gobernador bonaerense Daniel Scioli al frente del Ministerio de Desarrollo Productivo, en medio de la interna en el Frente de Todos que se reavivó por informaciones trascendidas de esa cartera nacional a cargo de Matías Kulfas contra Cristina Fernández de Kirchner, generó fuertes repercusiones entre funcionarios y dirigentes de renombres de distintos espacios políticos.

Luego de que el presidente le pidiera la renuncia a Kulfas y designara a Scioli, hasta ahora embajador argentino en Brasil, una de las figuras consultadas por la prensa fue la exgobernadora provincial María Eugenia Vidal, quien evitó nombrar a su antecesor en la gobernación bonaerense pero enfatizó: «No es un tema de nombres. No importa quién está al frente del equipo económico sino lo que van a hacer para frenar la inflación, que los productores no enfrenten lo que enfrentan todos los días».

Vidal recordó la gestión de Scioli en la Provincia al señalar que «no había ambulancias, los hospitales estaban destruidos, pero para mí no es un tema de nombres sino de plan», insistió.

Para la ex mandataria distrital, en el Frente de Todos «están más preocupados en pelear por los cargos, en la disputa de poder, y no en lo que le pasa a la gente. Y eso fue así incluso en pandemia».

En cuanto a lo denunciado por Producción en torno a los gasoductos, lo que derivó en el enojo de Cristina Kirchner y el posterior pedido del presidente Fernández a Kulfas, la dirigente de Juntos por el Cambio dijo: «Lo grave es que nuestro gobierno dejó la licitación para adjudicar, y si se hubiera avanzado con el proceso que dejamos, tendríamos gasoducto. Este es el mayor acto de corrupción, porque toda esa plata que hoy no tenemos podría haber hecho una Argentina más competitiva».

El diputado del Frente de Todos (FdT) Eduardo Valdés celebró hoy la designación de Daniel Scioli como ministro de Desarrollo Productivo al señalar que se trata de una decisión «extraordinaria», y calificó de «brillante» la gestión del exgobernador bonaerense como embajador en Brasil.

«Le dimos la más difícil, y supo encontrar los huecos», aseveró el legislador sobre la tarea de Scioli en Brasil, y recordó: «Es el último candidato a Presidente que tuvimos los peronistas antes del 2019».

Para Valdés, «ha sido todo Daniel, diputado, senador, gobernador de la provincia de Buenos Aires en dos mandatos, vicepresidente de Néstor Kirchner, candidato a presidente. Creo que trajimos la primera A de la primera A con un diálogo muy bueno con Cristina (Fernández de Kirchner) y extraordinario con Alberto (Fernández)».

En diálogo con Radio 10 y El Destape Radio, el diputado también remarcó que, ante las políticas neoliberales, «la herramienta que se encontró es el FdT» y llamó a preservarlo.

Por otra parte, Valdés se refirió a una información «en off» que contenía cuestionamientos al proceso licitatorio del gasoducto Néstor Kirchner por parte de la cartera encabezada por el saliente ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

«Es una cobardía el off. Significa tirar una información negativa para alguien escondiendo quién lo dice». sostuvo.

En tanto, el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, sostuvo hoy que el presidente Alberto Fernández «tiene voluntad política y sensibilidad frente a los problemas» y consideró que el Frente de Todos (FdT) es un espacio que «representa la unidad en la diversidad», al referirse a la designación de Daniel Scioli en reemplazo de Matías Kulfas en el Ministerio de Desarrollo Productivo.

«Tenemos un escenario de oportunidades y son imprescindibles incentivos», sostuvo Capitanich en relación a la tarea de la cartera productiva, en diálogo con FM Futurock.

Sobre el cambio de ministro, reflexionó que el FdT «representa la unidad en la diversidad» y sostuvo que es comprensible que existan «tensiones en el ejercicio del Gobierno porque hay intereses contrapuestos».

Para el mandatario chaqueño, todo «se resuelve con institucionalización de FdT» y consideró fundamental lograr «consensos sobre políticas».

«El Presidente tiene voluntad política y sensibilidad frente a los problemas», elogió Capitanich.

«Estamos convencidos de que es bueno tener esta posibilidad de escucharnos», sostuvo, al evitar hablar directamente tanto del ministro saliente como del entrante.