La Reina, el té y el oso: humor en el concierto del jubileo

Londres

El pop británico celebró un gran concierto por el “jubileo de platino” de Isabel II quien, agotada por los festejos a sus 96 años, se perdió lo que más ama: las carreras de caballos. Pero protagonizó un momento de humor que sorprendió a todos, cuando se la vio en un video tomando el té junto al famoso oso Paddington.

El legendario grupo británico Queen fue el primero en cantar en el concierto, uno de los momentos más esperados del jubileo, aunque Isabel II no asistió en directo al espectáculo musical.

En la explanada frente al Palacio de Buckingham, en el centro de Londres, se instalaron tres escenarios unidos por pasarelas y 70 columnas de luz, que representaban los 70 años pasados en el trono por una reina coronada con solo 25 años en 1952.

Los 22.000 afortunados con entradas disfrutaron de las míticas canciones de Queen, como “We Will Rock You”, “Don’t Stop Me Now” y “We Are The Champions”.

Casi 8.000 eran trabajadores de sectores claves durante la pandemia, miembros de las fuerzas armadas y voluntarios de organizaciones benéficas, invitados en agradecimiento por sus servicios.

También fue visto por otras decenas de miles de personas en pantallas gigantes desde el centro de Londres y millones de británicos en sus casas a través del televisor.

“Nos sentimos sumamente orgullosos y contentos de estar aquí”, aseguró Brian May, guitarrista de Queen, que protagonizó una de las imágenes de la noche al tocar “God Save the Queen” desde el tejado de Buckingham, algo similar a lo que hizo en el concierto de 2002.

Pero el momento menos esperado tuvo lugar cuando, en pleno inicio del concierto, se difundió un video humorístico de la reina tomando té junto con el oso Paddington, un conocido personaje de animación en Reino Unido.

“Estoy muy emocionado de estar aquí”, dijo David Hitchins, que recibió dos entradas tras hacer una colecta de fondos para la sanidad pública británica.

El cartel anunciaba una lluvia de estrellas y los organizadores prometieron algunas sorpresas.

Miembros de la familia real, entre ellos el príncipe Carlos, heredero al trono de 73 años, y su hijo mayor Guillermo, de 39, representarán a la reina, que, con una salud cada vez más frágil, debía seguir el evento por televisión.

Apasionada de la hípica, la reina había previsto asistir a la 243ª edición de la carrera más prestigiosa del país, el Derby celebrado en Epsom Downs, a unos 30 km de Londres.

Pero, tras aparecer de pie el jueves en el balcón del palacio para inaugurar los cuatro días de festejos por su jubileo sintió “un cierto malestar”, que el viernes la llevó a cancelar su presencia en una multitudinaria misa de acción de gracias. Aún cansada, también renunció a las carreras ayer.

La salud de Isabel II preocupa desde que en octubre los médicos le ordenaron guardar reposo y pasó una noche hospitalizada para someterse a “pruebas” médicas. Desde entonces canceló su presencia en numerosos actos oficiales y empezó a caminar con bastón.

Fiestas callejeras

También ayer fue el primer cumpleaños de Lilibet, la hija menor del príncipe Enrique y Meghan Markle, que viajaron con sus dos hijos a Londres desde California, donde viven desde que en 2020 se distanciaron de la monarquía británica.

Dejando a un lado la tensión causada después de que acusasen de racismo a un miembro de la monarquía que no nombraron, la pareja comió, según la prensa, el jueves con la familia real y el sábado la reina, Carlos, Guillermo y sus esposas Camila y Catalina desearon en Twitter un “muy feliz primer cumpleaños” a la pequeña.

Durante el día, cientos de miles de personas celebraron el reinado de la más longeva monarca de la historia británica en un sinfín de fiestas callejeras.

“Es una gran oportunidad para reunirnos todos tras los últimos dos años” de pandemia, dijo James Hughesdon, reverendo de una iglesia del barrio londinense de Islington.

“Nunca volveremos a ver algo así porque obviamente la próxima vez tendremos un rey, esta es nuestra última reina y creo que es magnífica”, aseguraba junto a él Wendy Flynn, ama de casa que participaba en la fiesta con sus vecinos.

De Queen a Diana Ross

La legendaria Diana Ross concluía el concierto por el jubileo, con su primera actuación en directo en Reino Unido en 15 años. Durante dos horas y media actuaron figuran icónicas del pop y el rock británico, desde Duran Duran hasta Rod Stewart, pasando por Elton John, que lo hizo por video por encontrarse actualmente de gira.

La tenista Emma Raducanu, el exfutbolista David Beckham, los actores Stephen Fry y Julie Andrews participaron en esta lluvia de estrellas, donde no faltó el cantante británico de la última Eurovisión, Sam Ryder.

Las celebraciones del jubileo, que comenzaron el jueves con una gran marcha militar, terminarán hoy con otro desfile, este más festivo, para escenificar con música y baile los 70 años de reinado de Isabel II. Y decenas de picnics y comidas al aire libre si la lluvia prevista ese día no lo impide.