«No quiero que terminen como Lucio Dupuy»: escalofriante denuncia de abuso a dos hermanitos en Ensenada

Un hecho terrible denunció un joven en Ensenada, ya que asegura -causa judicial mediante- que sus hermanitos de 8 y 11 años, fueron abusados en reiteradas ocasiones. El mismo apunta contra su madre y la ex pareja de la misma por escalofriantes sucesos en la que los menores se vieron involucrados a distintos actos de violencia y actos sexuales impropios. Además destaca que ha realizado varias denuncias, pero hasta el momento la Justicia no lo ha ayudado: «Tengo miedo por mis hermanos, porque mi mamá no los cuida. Temo que terminen como el nene Lucio Dupuy. Necesito ayuda de manera urgente», le destacó a El Día. Afirmó que junto a un conocido, que lo está ayudando en el proceso legal.

Según destacó, todo comenzó cuando su madre de apellido (S.F.) empezó a tener una relación con un convicto condenado por violación, hace 13 años, llamado (D.F.). Una vez que salió de la cárcel tiempo después y lo llevó a vivir a su casa, ubicada en el barrio Mosconi, junto a sus hijos. A su vez, afirmó el denunciante, que el argumento de su madre para llevar a su pareja fue que era el padre de su última hija, quien en ese entonces, tenía apenas 6 meses. «Y que hoy en día, aún no está confirmada dicha paternidad, ya que la mujer había tenido muchas parejas en ese entonces», aseguró.

«Sabíamos que el hombre estaba preso y que ella lo quería sacar desde hace un tiempo. Yo hoy tengo 29 años y en ese momento tenía 16, 17, siendo el mayor. Nos obligó que el tipo viniera y se instaló en el fondo de la propiedad. Después pasó el tiempo y nació mi hermanito, que hoy tiene 8 años. Y tampoco se sabe de quien es, porque ella tuvo otras relaciones, pero siempre nos dijo que era hijo», destacó. Y comenzó a detallar que con el correr de los años, empezaron a notar situaciones extrañas: «Mi hermana me decía que algo pasaba, porque la nena se estaba comportando de manera rara. Empezamos a investigar, porque los nenes tenían miedo de ir a la casa del fondo y si le decíamos algo a mi mamá, se enojaba con nosotros», destacó.

Además remarcó que el punto de quiebre fue durante el Día del Niño de 2021, donde en la calle del barrio de Ensenada, encuentran a su hermanita rompiendo en llanto: «Le dijimos a mi mamá de que lleve a la nena al médico, porque estaba rara. Le hicimos el estudio médico y se confirmó que ella había tenido signos de abuso sexual, por lo que hicimos la denuncia. Estábamos destruidos cuando nos enteramos». A su vez, enfatizó en que ni bien se enteraron del aberrante hecho, le dijeron a su madre junto con otra hermana y que la misma, minimizó el hecho.

«Sabíamos que tarde o temprano podía pasar. Mi mamá minimizó el hecho y le compró una crema para pasarle a la nena en sus partes íntimas. A partir de ese día, nos pusimos firmes en cuidar a los nenes y a estar más en contacto con ellos. Mi hermanito también me confesó que el «papá» también lo tocaba y que sufría distintos abusos. Pese a que mi mamá se comprometió a que iba a cambiar la situación, siguió minimizando los hechos y no hizo más nada», afirmó el denunciante entre lágrimas.

Tras la negativa, él junto a un conocido que lo está ayudando, decidió hacer varias denuncias, pero hasta el momento la justicia no ha validado los pedidos pese a que su madre se separó. Y encima, según cuenta, su madre está en pareja actualmente con otro convicto, que fue condenado por asesinato: «Está saliendo con W.C., asesino y violador, desde hace un año y medio. Hizo concubinato con él, dejó los fines de semana a mis hermanos solos y empezamos a tener precaución. Le pedimos por favor que no repita la historia y cuando le dijimos que no vaya más al penal, realizó un intento de suicidio con pastillas. Nos amenazó que iba a se iba a matar junto a nuestros hermanitos«.

Actualmente, el joven denunciante destacó que está a cargo de los nenes y que su madre se encuentra internada, tras este hecho: «No sabemos qué hacer y por dónde arrancar. Tenemos mucho miedo. Pusimos un abogado, pero la justicia es lenta. Mis hermanitos están viviendo conmigo y tienen miedo que mi mamá se los lleve. Pido por favor que nos ayude. Ellos me dijeron que mi mamá les dijo que era su padre y que si no hablaban con él, los amenazaba», cerró.

Una de las denuncias realizadas