“Come from away”: un éxito de Broadway con sello argentino

María Virginia Bruno

vbruno@eldia.com

Después de cuatro años y una pandemia de por medio, The Stage Company vuelve al ruedo con el esperado estreno de “Come from away”, el exitoso musical de Broadway que, basado en una historia real ocurrida en el marco del trágico 11 de Septiembre, propone sin embargo una historia universal marcada por solidaridad y la empatía.

La obra cuenta la historia real de más de siete mil pasajeros provenientes de todas partes del mundo que tras el ataque a las Torres Gemelas en Nueva York aterrizaron inesperadamente en la isla de Gander, Newfoundland, Canadá; y hace hincapié en cómo la gente de este pequeño y alejado pueblo canadiense -que durante esos días vio duplicada su población- los recibió y reconfortó a través de pequeños y cálidos gestos.

The Stage Company, que venía de poner en las tablas otros títulos de peso como “El Curioso Incidente del Perro a Medianoche” y “Shrek, el musical”, empezó a negociar los derechos en 2018 después de que su fundadora y directora, Carla Calabrese, quedara maravillada tras ver la versión original en Broadway.

La versión argentina se empezó a montar en 2020 y el trabajo se vio interrumpido por una crisis sanitaria que, cuenta la actriz, directora y productora teatral en diálogo con EL DIA, hizo que su historia se resignificara. “Siento que el público está mucho más sensibilizado para recibirla, para hablar de solidaridad. Creo que al salir del teatro nos damos cuenta de que todos somos capaces de que el que esté al lado respire un poco mejor con pequeñas cosas. No es necesario hacer algo enorme por el otro, sino estar pendiente de que esté un poco mejor”, reflexiona.

Y, en la misma línea, destaca que “son cosas chiquitas las que te cambian el día, una sonrisa por ejemplo, y eso te hace sentir mucho más cómoda en el mundo: todos somos parte de lo mismo y somos capaces de ser una sociedad un poco más solidaria y no tan egoísta. La pandemia ayudó a entender que estando solos, aislados, podemos hacer muy poco: sentirnos parte de la comunidad es una necesidad que tenemos todos, y esta obra habla de eso”.

Ganadora de cuatro Olivier y nominada a siete categorías de los Tony, esta puesta local de “Come from away” fue adaptada por Marcelo Kotliar y Carla Calabrese, que también dirige. En la dirección, según repasa, su interés está puesto en que “siempre se privilegie la historia”, tratando de encontrar el “ritmo correcto”, además de “ordenar todos esos talentos que están alrededor de uno y que muchas veces no le pertenecen pero vas acomodando para que ninguno tape lo más importante que es contar la historia”. Así, admite que “la adaptación fue fundamental porque cada actor hace dos personajes y era muy importante que esos dos personajes estén muy diferenciados para que el público los entienda”.

El elenco está integrado por Gabriela Bevacqua, Sebastián Holz, Mela Lenoir, Fernando Margenet, Argentino Molinuevo, Edgardo Moreira, Silvina Nieto, Marisol Otero, Agustín Perez Costa, Pablo Sultani, Silvana Tomé, Manu Victoria y la misma Calabrese quien, “para poder seguir disfrutando un poquito más la obra” decidió también actuar prestándole el cuerpo a dos personajes (periodista/azafata) que le permitieran ir entrando y saliendo de la escena.

“Creo que es la obra más difícil que dirigí y la más difícil que actué porque es muy vertiginosa, tiene un ritmo muy fuerte y es una obra muy coral, que exige mucha concentración todo el tiempo. Fue muy demandante”, remarca la artista.

La obra incluye una banda en vivo de ocho músicos dirigida por Santiago Rosso que atraviesa el desafío de interpretar un material que estuvo nominado al Grammy en 2017, algo que no es habitual. “La música tiene toques celtas, bien nórdicos, hay gaitas y otros instrumentos típicos pero, a la vez, es muy rockera. Las canciones son lindísimas y tenemos una banda impresionante que fue difícil de armar porque hay poca gente que toque algunos de estos instrumentos, como el whistle, pero encontramos gente que los tocaba y la verdad es que suena impresionante”, elogia la directora.

Versionar un material de Broadway no es nuevo para The Stage Company y tampoco una presión. “Yo creo que los desafíos ya los pasé hace rato cuando no trabaja con actores tan alucinantes, y con guiones tan alucinantes: cuando tenés un guión y actores increíbles, una banda de músicos híper profesionales, si bien sigue siendo un desafío el ir complejizando la tarea de uno, creo que la parte más desafiante ya quedó en el pasado: esto es más disfrutar haber llegado a un lugar de tanto privilegio”.

Recuerda, por caso, cómo hace diez años “luchaba para que me den un camarín en un teatro y ahora estamos en el Maipo”, la sala que les dio la bienvenida por primera vez en 2014 cuando Lino Patalano los convocó para presentar una adaptación propia en formato musical de una las comedias más divertidas de Shakespeare, “Sueño de Una Noche de Verano, El Musical”, espectáculo que obtuvo gran reconocimiento al punto de haber llegado a la Gran Vía de Madrid.

En relación al crecimiento de The Stage Company, Calabrese la compara con un integrante de su propia familia, en tanto, “lo viste crecer, lo cuidaste, fue aprendiendo y es muy lindo ver crecer algo que armaste. Hace rato que estamos jugando en Primera A y creo que se valora más cuando no salteás etapas: cuando empezaste armando escenografía en una cancha de basquet de un colegio a las 7 am en julio se valora más el estar calentito ahora. Estoy muy contenta”.

“Come from away” se estrena hoy en el porteño teatro Maipo y ofrecerá funciones durante los viernes y sábados a las 20.30 y los domingos a las 19.30 en la sala ubicada en Esmeralda 443. Las entradas están disponibles a través del sistema Plateanet.

“No es necesario hacer algo enorme por el otro, sino estar pendiente de que esté un poco mejor”

Carla Calabrese, actriz, directora y productora de “Come from away”