VIDEO. La Ciudad se hizo eco de otra movida nacional por la violencia machista

A siete años de la primera marcha que se realizó con la consigna “Ni una menos” para repudiar la violencia contra la mujer y su consecuencia más grave, el femicidio, organizaciones feministas, partidos políticos y familiares de víctimas de femicidios volvieron a marchar ayer en La Plata.

En la nueva edición que se repitió en distintas ciudades del país, se reclamó justicia por los crímenes que siguen impunes y medidas para erradicar las violencias de género.

En cada tramo, las voces se alzaron para exigir que los abusos contra las mujeres se consideren ataques a los derechos humanos.

Durante el recorrido la manifestación se detuvo ante el edificio de tribunales, en el marco del reclamo de una reforma judicial feminista, y frente a la casona de la calle 48 entre 11 y 12, donde el odontólogo Ricardo Barreda asesinó con una escopeta a su esposa, a sus dos hijas y a su suegra, crimen del que este año se cumplirán 30 años.

Luego, la movilización continuó hasta la sede platense de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA).

Frente a ese edificio se pidió justicia por Sandra Ayala Gamboa, asesinada en ese lugar en 2007, y finalmente se trasladó al punto de partida, la Plaza Moreno, frente al municipalidad de La Plata.

La movilización se realizó en simultáneo en distintos puntos del país y con convocatorias más reducidas que las anteriores, en casos, quizás por las bajas temperaturas.

En La Plata la marcha comenzó pasadas las 17 desde la plaza Moreno. Luego continuó por Diagonal 74 hasta Plaza Italia y confluyó en Plaza San Martín.

La Asociación de Trabajadores de la Universidad de La Plata se sumó a la Campaña Internacional Banco Rojo y previó la colocación de un banco en la sede gremial, en calle 44 entre 9 y 10, para concientizar contra la violencia por razones de género.

En las últimas horas, más de 140 mil personas se sumaron a un petitorio lanzado por la organización MuMaLá-Mujeres de la Matria Latinoamericana para que se declare la emergencia nacional en violencia de género, como consecuencia de los aproximados 2 mil casos de femicidios que se contabilizaron desde la creación del movimiento “Ni una Menos”.

Según la iniciativa que fue lanzada hace 3 años en la plataforma Change.org (http://change.org/emergencianiunamenos), hasta ayer a la tarde 141 mil personas habían firmado su adhesión al proyecto.

Entre otras cosas, se pidió que se reasigne “un presupuesto acorde a la urgencia” y que se focalicen los esfuerzos para combatir las violencias.

“¿Sabías que en Argentina matan a una persona cada 29 horas a causa de la violencia machista? ¿Y que a raíz de esta situación un alto porcentaje de niños quedan huérfanos, en total estado de vulnerabilidad?”, se comunicó en la petición.

Según la iniciativa, “la mayoría de los femicidios son perpetrados por las parejas o ex parejas de las víctimas”.

Se apunta que “el primer paso para evitar estas muertes es que quienes sufren violencia de género puedan salir de ese círculo de violencia, y para eso el Estado debe fortalecer los equipos interdisciplinarios en cada localidad para la asistencia ante las primeras alertas, como así también a las organizaciones y redes sociales que cumplimos una valiosa tarea en la prevención y acompañamiento”.

Por eso, la petición aclara que “resulta indispensable la capacitación a la hora de abordar las denuncias de violencia de género”.

2.000

femicidios son los que se contabilizaron desde la creación del movimiento “Ni una Menos”. El colectivo reclama que se asigne un presupuesto para abordar la problemática de manera integral y para que pueda realizarse prevención, una herramienta para evitar la violencia.