Fabricio Simone y Guillermo Hernando, apuestan a ganador

Walter Epíscopo

wepiscopo@eldia.com

Guillermo Hernando y Fabricio Simone saben muy bien lo que es un clásico. Lo jugaron en inferiores, en Reserva y en Primera. Conocen bien el pulso de la Ciudad cuando se acerca un clásico. Tienen mil y una anécdota de siendo parte de estos enfrentamientos que paralizan a los platenses. Este diario los convocó y el reencuentro es con un gran abrazo. Se preguntan en qué andan, aparecen las risas, las historias… y el clásico.

Entre los tantos clásicos que cargan encima, es imposible no ir al que se jugó el 8 de noviembre de 1998, por la 14º fecha del Torneo Apertura. El escenario fue el Estadio de 1 y 55. El Lobo ganaba 2-0 con mucha tranquilidad y jugando muy bien; el León en el complemento con mucha entrega arrinconó a su rival y se lo terminó empatando 2-2.

Esa tarde, ambos ingresaron en el segundo tiempo. El Toto Hernando reemplazó en el arco a Leo Noce que salió lesionado; el Negro Simone ingresó por el Tecla Farías.

Pero ante un nuevo clásico que se viene, los recuerdos se agolpan. Simone sonríe y dice, “que arranque hablando el de más experiencia que es el Toto”; tras las risas, Hernando afirma, “cuando se acerca un clásico recordás cosas, empezás a leer notas, a escuchar y obviamente pensás en lo que viviste. Los recuerdos son lindos, pero bueno, ahora ya estamos alejados de todo eso que se vivía ¿no?”. El Negro asiente, “sí, la previa era hermosa. En mi caso muchos años de inferiores y ser de la Ciudad, te lo hacían vivir de otra manera, se disfrutaba desde otro lado, con mucha pasión. Pero como dice Toto, ahora estamos en otra etapa”.

Aquel clásico 2-2 del `98 ambos lo recuerdan bien, pero Simone arranca, “me anularon un gol que era el 3-2, por una posición adelantada inexistente”, y tras hacer una pausa, agrega, “¡cómo me voy a olvidar de ese clásico si fue el día que debuté en Primera!. Lo tengo muy presente, Gimnasia lo ganaba 2-0, se empató, me anularon un gol. Sin dudas que queda del lado de los lindos recuerdos. Me acuerdo que la semana previa no pude dormir, comer bien, un espanto…”.

El Toto hace memoria y recuerda, “entré con el partido 2 a 1 ganando. Después hubo un penal que lo pateó Pelusa Cardoso y lo empató. Fue un partido donde nosotros dominamos casi todo el tiempo, ellos encontraron los goles en el segundo tiempo, nosotros nos quedamos con diez (fue expulsado San Esteban y el árbitro cobró el penal). Pero fue de esos partidos lindos, como se jugaba en ese momento y como creo que se juega ahora”.

Es imposible no sentir nostalgia por cosas que eran normales por ese entonces, jugar con las dos parcialidades y que como preliminar jugaban las reservas. “La verdad que eso es una pena que no se haga. Lo del público sabemos que es por un tema de segurtidad, pero lo de la Reserva es importante para los chicos y sería buenísimo que se pueda volver a jugar como preliminar, con gente y sentir lo que eso significa. En nuestra época hasta los clásicos de inferiores se jugaban en la cancha principal con gente”, se lamenta el ex golero Tripero.

“Claro, si el preliminar el segundo tiempo jugábamos con la cancha llena. Era muy lindo, y como dice Toto, era importante porque te ibas acostumbrando a jugar en un estadio y con gente. Ya estabas a un paso de Primera y veías como se vivía todo. Era hermoso, es una lástima que no se pueda seguir viviendo eso”, expresa el ex atacante Pincha.

A la hora de analizar lo que viene y el hecho de jugar un clásico en la 1º fecha, tienen también sus posturas. “La verdad que es algo anormal, pero no me parece algo del otro mundo. En algún momento te toca el clásico, y si te toca en la primera fecha, hay que jugarlo y punto. Veo que se ha armado mucha discusión por eso, y me parece que hay cosas más importantes que ver si se juega en la primera o en la quinta fecha. No cambia en nada. Lo que pasa que es algo que no pasa siempre, es atípico, pero van a salir los dos equipos a ganar como siempre, van a tomar sus recaudos, pero en definitiva no va a cambiar nada”, afirma Hernando. A su lado, Simone dice, “encima en este caso hace poco que terminó el torneo, hace 20 días atrás. El tema es cuando te agarra con una pretemporada larga o fuerte de por medio y no sabés cómo llegás. Por ahí llegás duro y tenés los primeros partidos de ablande. Pero en este caso, es en igualdad de condiciones para todos, para Gimnasia y para Estudiantes, la realidad es esa. Y bueno, te tocó en la primera fecha, listo, se tiene que jugar y punto”.

El presente de ambos equipos es bueno, por que terminaron jugando en buen nivel y presentarán lo mejor que tienen. “Gimnasia jugó por Copa Argentina hace unos días y lo hizo bien, viene bien y en levantada con mucha confianza. Estudiantes terminó bien el torneo al margen que quedó afuera de la Copa de la Liga, futbolísticamente terminó bien. Veo a los dos bien, pero bueno, los clásicos son diferentes. Uno hace un análisis previo de comollega cada uno, pero después cuando pita el árbitro es totalmente diferente”, dice Simone y Hernando asiente.

Los últimos tres clásicos terminaron empatados, sobre si ven que a veces hay más miedo a no perder que otra cosas, sonríen y dan su postura. “Yo creo que sí. Siempre pasa eso, históricamente. Hoy Estudiantes está con una racha favorable, pero a mí me tocó jugar cuando por ahí Gimnasia estaba en racha y salías con eso… Y no era que pesaba, sino que decías, `tenemos que ganar para poder quebrar esta racha´. Y además por como se vive en la Ciudad, la verdad es esa. Ahora le toca a Estudiantes, en algún momento le tocará a Gimnasia. Lo importante es que sea todo en paz, esté todo tranquilo, que sea una fiesta para la Ciudad y quede todo ahí”, dice el Negro poniéndose serio.

Por su parte, el Toto comenta, “yo creo que puede cortarse eso y puede haber un ganador. Creo que desde hace dos o tres clásicos los dos planteles tienen jerarquía, se ha nivelado. Pienso que va a ser muy cerrado el partido, como todo clásico, muy parejo en todas las líneas. Si vos mirás los dos planteles, me parece que están parejos. Creo que van a arriesgar poco, el primer pase del arquero o del central va a ser si el rival no presiona alto, y para mí no va a presionar alto ninguno. Van a tirar la pelota y ahí, a partir de la segunda pelota van a empezar a jugar. Va a ser como un partido de ajedréz, donde con pelota parada se puede llegar a abrir el partido”.

Llega el momento de las fotos, más risas. Se despiden con un fuerte abrazo, y sin esconderlo, lógicamente esperan que el domingo el clásico gane su equipo. Como lo sentían desde inferiores, y como será siempre.

“Veo a los dos bien, pero los clásicos son diferentes. Cuando pita el árbitro, todo es diferente”

Fabricio Simone, Ex delantero de Estudiantes

“Creo que desde hace dos o tres clásicos, los dos planteles tienen jerarquía, se ha nivelado. Son planteles parejos”

Guillermo Hernando, Ex arquero de Gimnasia