La foto de Mick Jagger con el «Guernica» de Picasso trajo algunos inconvenientes

De gira con los Rolling Stones por España, Mick Jagger visitó anteayer el Museo Reina Sofía, de Madrid, y se armó flor de lío. Todo comenzó cuando Jagger publicó en sus redes algunas fotos de su paseo por la capital española. Y entre ellas, una donde se lo ve parado delante del célebre cuadro “Guernica”, de Pablo Picasso.

De manera inmediata, las autoridades del museo tuvieron que explicar por qué Jagger pudo fotografiarse en una sala en la que está prohibido tomar fotografías, según sus propias normas. Así, vale recordar que, hace un tiempo, algo similar sucedió con la visita del actor Pierce Brosnan.

Jagger aprovechó para recorrer el Reina Sofía el día en el que el museo permanece cerrado al público. La institución abrió las puertas de sus majestuosas salas para el exclusivo visitante y su comitiva. Pero algo sucedió: “No está permitido hacer fotografías en toda la sala 206 (Guernica). Y tampoco es posible que los visitantes realicen fotografías profesionales y/o privadas ajenas a la actividad del lugar, ni grabar imágenes”, informaron desde su sitio oficial. Ahora, el mencionado museo explicó públicamente que uno de los motivos para no permitir fotos delante del cuadro es el de “la calidad de la visita”. Y asegura que la norma no se dictó para proteger la obra sino para mejorar la comodidad de los visitantes. “Es una cuestión de la calidad de la visita, porque la gente se quedaba un cuarto de hora haciéndose fotos o golpeaban a otras personas con el palo de la selfie”, respondió el museo.

Asimismo, se advirtió que cada día reciben millones de visitas y que no persiguen “a todo el mundo que se quiere sacar una foto”. Por eso, declaran, hay visitantes de a pie que también tienen su postal frente al Guernica y en el 90 por ciento restante del museo, donde sí están permitidas. “Intentamos no darle demasiada importancia”, dijeron los voceros de prensa a Europa Press.