Muerte en el lago: la autopsia confirmaría la hipótesis del accidente

Cuando solo falta conocer el informe histopatológico, que determinará si el hombre de 42 años que encontraron muerto en el lago del Parque Saavedra había consumido alcohol o alguna otra sustancia tóxica, como se presume, el informe de autopsia abonó la teoría del accidente.

Es que los forenses descartaron la presencia de traumatismos y heridas en el cuerpo de la víctima, por lo que todo haría pensar en una caída fortuita.

Según voceros del caso, el estudio reveló que la causa del deceso fue un “síndrome asfíctico secundario a inmersión”, es decir, se habría ahogado.

Las mismas fuentes indicaron que la víctima, identificada como Santiago Violante, presentaba el corazón y el hígado “aumentados de tamaño” y que el estómago tenía una “cantidad de líquido amarronado”.

Sin embargo, como se dijo, los expertos “no hallaron lesiones compatibles con signos de lucha ni defensa ni otro tipo de lesiones que pudieran ser responsables de la muerte”.

A todas luces, nadie habría atacado a Violante ni tampoco participó de una confrontación.

La presencia de una marca de arrastre cerca del agua, a entender de los pesquisas, marcaría la antesala del derrape mortal.

Lo cierto es que la situación ocurrida el miércoles a la mañana en 12 y 64 sigue bajo un halo de profundo misterio y sospechas.

Tras el hallazgo se llevó a cabo un fuerte operativo, tanto para recuperar el cuerpo que se encontraba flotando en el reservorio de agua, en un sector de baja profundidad, como para analizar la escena a fondo en busca de cualquier elemento que contribuya a resolver el caso.

“Nada se descarta”, aseguró ayer el fiscal Marcelo Romero, a cargo de la instrucción, al referirse a las circunstancias en las que este hombre encontró la muerte. Pese a ello la investigación avanza a paso firme en torno a una hipótesis que tendría como hilo conductor una desafortunada combinación de distintos factores.

“Pudo haber pedido ayuda, pero posiblemente nadie lo escuchó. Incluso pudo haber intentado salir pero con la ropa mojada y la inestabilidad del suelo dar un paso hacia la orilla debe haber sido una tarea titánica”, indicó una fuente del caso.

Para el fiscal Marcelo Romero, a cargo de la causa, las bajas temperaturas que vienen imperando en la Región también pudieron tener una fuerte incidencia para que este hombre se bloqueara y no pudiera ponerse a salvo.