La pelea contra el frío: aunque salga más caro, avanza la estufa eléctrica

El frío polar también se hizo sentir en las casas de venta de electrodomésticos. Según un relevamiento realizado por EL DIA en los comercios locales, se duplicó en esta semana la venta de equipos de generación de calor, ya sean a gas o eléctricos.

Los productos más demandados fueron las estufas eléctricas y, en particular, los caloventores. También se multiplicaron las consultas y ventas de las estufas a gas y las halógenas, según indicaron en varias casas del ramo.

En menor medida, fundamentalmente por su alto costo, hubo quienes se interesaron por los equipos de aire acondicionado. Por un lado, están los tradicionales on / off que son los que se encienden hasta que se calienta el espacio y después se apagan. Cuando se enfría la habitación, se vuelven a encender. Los otros son los de tecnología inverter que se encienden a una potencia mayor que el on / off, calienta el lugar y, entonces, baja la revolución, pero no se apaga completamente.

En un comercio de electrodomésticos de la zona de 12 y 63, un vendedor consultado por EL DIA aseguró que esta semana repuntó “enormemente” la venta de estufas.

“Se vendió el doble que la semana pasada, los de mayor salida fueron los caloventores que cuestan desde $3.500 en adelante”, sostuvo el empleado.

Los calefactores más económicos fueron los que más se vendieron en ese local y, en menor medida, los de consumo a gas. El valor de estos arranca en 35 mil pesos.

En otro local del centro platense un vendedor consignó que entre los electrodomésticos los calefactores estuvieron al tope de las ventas.

“Estamos en la temporada de venta de calefactores, pero el frío aceleró la demanda. Las que más se vendieron fueron las eléctricas y entre esas, las económicas como son los caloventores”, señaló el vendedor.

En esa casa de electrodomésticos los calefactores a gas valen entre $30 mil y $60 mil y las eléctricas cuestan entre $5 mil y $25 mil, estas últimas con estructura de vidrio y termostato.

Quienes comenzaron su lucha hogareña contra el frío también se preocuparon por averiguar acerca del consumo de los equipos, fundamentalmente de aquellos que funcionan con energía eléctrica.

Las empresas distribuidoras de energía eléctrica recomendaron no descuidar el impacto del consumo para no tener sobresaltos por las facturas. Este mes comienza a regir el nuevo aumento de tarifas, según se dispuso en las audiencias públicas. Se prevé que el próximo mes el incremento sea entre el 18 y el 25 por ciento para el gas y 17 por ciento para la electricidad, salvo para quienes cuentan con tarifa social.

En esta semana se duplicó la venta de estufas, en especial de caloventores económicos

El caloventor está por estos días entre los aparatos eléctricos más vendidos, pero los especialistas indicaron que también son los que más consumen, ya que requieren el triple de energía que un panel eléctrico de bajo consumo.

Según una tabla que se difundió acerca del consumo de los artefactos eléctricos, un caloventor de 2000 W de potencia consume 2 KW por hora; la estufa de cuarzo (2 velas) consume 1,20 kWh.

En tanto, el aire acondicionado puesto a 20°, modo calor, consume 1,01 kWh. Por cada grado que se suba el termostato, la demanda de energía puede incrementarse entre hasta un 9 por ciento. El radiador eléctrico estándar gasta 0,96 kWh. Un panel consume 0,60 kWh y es un método de calefacción sustentable.

Para ahorrar energía se recomendó aislar correctamente los ambientes para que el calor no se pierda y chequear ventanas y puertas para minimizar al máximo las filtraciones de aire frío.