Inflación y tarifazo para Larreta en el Congreso

A ocho meses y medio de haber asumido como jefe de Gabinete de Alberto Fernández, Juan Manzur se presentó ayer para dar su primer informe de gestión en el Senado, luego de responder por escrito más de 900 preguntas de los senadores del oficialismo y de la oposición.

Durante la sesión especial convocada que arrancó a las 14, el funcionario brindó en la Cámara de Senadores su informe sobre la marcha del Gobierno, tal como lo exige la Constitución Nacional, algo que desde la oposición venían reclamando desde hace varios meses ya que el jefe de Gabinete no fue siquiera una vez desde que asumió en su cargo el pasado 20 de septiembre, tras la derrota del gobierno nacional en las PASO.

El primer tema con el que se despachó el Jefe de Gabinete fue la suba desmedida de precios, “la inflación no hay dudas, nos tenemos que hacer cargo, es el principal tema que tenemos que atender. Es un fenómeno propio de larga data y como todos sabemos tiene múltiples razones. Tenemos que recuperar el valor del peso, de nuestro salario”.

Durante su presentación ante el Senado, Manzur, volvió a la carga con la iniciativa del presidente Alberto Fernández de traspasar los fondos federales de las 32 líneas de colectivo que transitan por el territorio porteño a las arcas públicas que comanda el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, y anunció que “está en trámite un aumento del 40% del boleto para la Capital”.

“¿Por qué todos le tenemos que pagar a los viven acá en la Ciudad?”, se preguntó durante su primera alocución como ministro coordinador del Frente de Todos (FdT) y demandó que “cada uno se haga cargo de lo que tiene. Hay que pasar de una buena vez las 32 líneas de colectivos de la capital federal que pagamos entre todos”, afirmó al revivir uno de los últimos debates que distanció al presidente con su antiguo “amigo”, Rodríguez Larreta.

En febrero de este año el Gobierno nacional anunció su intención de traspasar los fondos que se destinan a la “regulación, fiscalización, recorridos, frecuencias y tarifas respecto de los servicios de transporte público de pasajeros por automóvil que se realicen íntegramente en el territorio” en territorio porteño. La medida, que podría involucrar casi 13 mil millones millones de pesos, generó una fuerte disputa con el alcalde del PRO que, hasta el momento, no se resolvió ni se cerró.

De esta manera, detallaron que bajo este nuevo esquema el recorrido de cero a tres kilómetros pasaría de los actuales $18 hasta los $25,20; el segmento de tres a seis aumentaría de $20 a $28; de seis a doce lo haría de los actuales $21 a 29,40%; de los doce kilómetros hasta los 27 de los 22$ hasta los $30,80; y, por último, los que se encuentren entre los 27 y los 45 kilómetros lo harían desde los $23 hasta los $32,20. De todas maneras, manifestaron que los actuales beneficios sociales de la tarjeta SUBE “se mantendrán para todos”.

Durante la exposición en el Senado del gobernador de Tucumán-en uso de licencia-, Juan Manzur, la vicepresidenta, Cristina Fernández, envió una clara señal no verbal dentro de la interna del oficialismo.

Minutos antes de que Manzur hable sobre el acuerdo con el organismo de crédito internacional, Cristina, que desde el principio venía presidiendo la sesión, se retiró del recinto.

El tucumano, por supuesto, defendió el pacto con el FMI sellado por el Gobierno nacional, destacó que se trataba de una medida necesaria para evitar el fantasma del default.