Nicolás Tauber: “Haber sido parte de algunos clásicos, la verdad me da orgullo y me hace sentir bien”

Nicolás Tauber sabe lo que es jugar un clásico platense, porque lo hizo siendo arquero de Estudiantes. Pero, claro, claro en tiempos diferentes. Eso le da autoridad para hablar del Pincha y del encuentro que está a la vista frente a Gimnasia, equipo que, en su opinión, llega consolidado. Su actividad como preparador físico, la que desarrolla con la misma pasión, lo tiene un tanto alejado del estadio de 57 y 1, al cual de todos modos asiste periódicamente a pedido de una de sus hijas, fanática de la camiseta albirroja que su padre defendió entre los años 1997 y 2003, luego de formarle en las divisiones inferiores.

– ¿Qué recordás de los clásicos, que fueron varios?

– Tengo lindos recuerdos, de semanas distintas, que se arrancaban con una ansiedad distinta. Con amigos y familiares que te hacían saber la importancia que tenia ese partido. Para mí, un jugador nacido en la ciudad, tenía además un factor adicional. Sabía que después del partido, si ganábamos o perdiamos, me iba a tener que cruzar con gente que iba a estar contenta o no según fuera el resultado.

– Partidos distintos, está claro.

– Claro, porque en la semana, el contexto lo transformaba. Los entrenamientos eran distintos, la sensación que te hacía llegar la gente era distinta y uno, como protagonista, no podía excluirse de eso. Eramos parte, sentíamos las mismas sensaciones. Yo particularmente lo he disfrutado, mucho. Me gustaba mucho que llegaran estos partidos. Creo que son momentos hitos en la ciudad de La Plata, muy importantes. La ciudad de La Plata es muy futbolera, con un gran folclore futbolistico y el clásico es un momento del que toda la ciudad está pendiente. Haber sido parte de algunos de ellos, la verdad es que me da mucho orgullo y me hace sentir bien.

– ¿Algún clásico en particular aparece en tus recuerdos?

– Si, de varios clásicos, y de muchas anécdotas…

– En la historia quedó una que tiene que ver con un amigo, en Mar del Plata, año 2002…

– Si, el clásico de Mar del Plata, donde surgió el “avioncito”, que en realidad no fue con ánimo de cargar a la gente de Gimnasia, sino que mi amigo, fanático de Gimnasia, dijo que iba a festejar el gol de Gimnasia de una manera… Y bueno, quedó como que yo estaba cargando a la gente de Gimnasia. Es un clásico que quedó marcado porque mucha gente de Gimnasia se acuerda de aqeul “avioncito”, e inclusive en el siguiente clásico, en cancha de Gimnasia, cantaron insultándome. Cuestiones del folclore del fútbol, siempre las tome y las acepte con respeto, entendiendo que son cosas que pasan en una ciudad como esta. Después, por lo demás, no he tenido cuestiones de inseguridad ni falta de respeto más que alguna puteadita, claro.

– Otros tiempos, con otro Estudiantes y un Gimnasia más fuerte.

– Si, si… Nos tocó ponernos las camisetas del club en un momento que no era cómo el de hoy, y bienvenido sea el momento que está pasando el club por estos días. La verdad es que hoy Estudiantes está muy bien… Pero es verdad también que institucionalmente no era lo mismo, económicamente no era lo mismo, deportivamente no era lo mismo. Sin embargo nos pusimos la camiseta los jugadores que habíamos sido formados en el club y pudimos, a nuestra manera, con un montón de errores, lograr que Estudiantes, en esas dos o tres temporadas, acumulara los puntos que necesitaba para tener una tranquilidad en el tema del promedio, así que me siento orgulloso.

– ¿Vas a la cancha?

– Si, voy. Poco, pero voy a ver a Estudiantes. Los fines de semana trato de estar en familia porque estoy con mucho trabajo de lunes a viernes, con horarios cambiados, asi que muchos fines de semana elijo alternativas en familia. Pero uno de mis hijos, una nena es hincha y suele pedirme ir a la cancha.

– ¿Cómo ves al equipo, cómo llega a este clásico?

– Me parece que muy bien. Veo a los dos equipos que llegan bien, independientemente de los resultados. Gimnasia en las últimas fechas se consolidó, con resultados importantes, que quizás no estaban pensados. Y Estudiantes, qué decir. Hizo un campañón, injustamente quedó afuera del torneo, y está haciendo un campañón en la Copa Libertadores… La verdad es que, insisto, se repetirá un hito en la ciudad de La Plata y ojalá que sea eso, que no haya problemas de seguridad. Que se enojen los que se tienen que enojar, porque pierden, y que se pongan contentos con que ganen. Pero que no pase de eso.

“Para este clásico veo a los dos equipos que llegan bien, más allá de los resultados”

Nicolás Tauber, ex arquero de los albirrojos