Actualizaron el «impuesto al lujo» para los autos: cómo impacta y a qué modelos afecta

Cada tres meses la Administración Federal de Ingresos Públicos publica las actualizaciones de la Ley de Impuestos Internos en su derivación de «Vehículos Automóviles y Motores, Embarcaciones de Recreo o Deportes y Aeronaves». Se trata del vulgarmente llamado «impuesto al lujo» que hace subir el precios de distintos modelos de autos que superan montos específicos publicados por la normativa en cuestión.

Lo cierto es que desde ayer se actualizaron los valores de todos los modelos que superan los 4.300.000 pesos, los cuales estarán dentro del «Tramo I» de esta ley, y estarán vigentes hasta el 31 de agosto. Cabe recordar que la última actualización se implementó el pasado 1 de marzo, cuando entraron en la primera escala del impuesto los vehículos que superaban los 3.770.000 pesos en ese momento.

Es preciso destacar que en la primera escala del impuesto se tiene en cuenta aquellos vehículos de 3.016.159,53 pesos (precio mayorista). Desde ese monto en adelante la alícuota será de 20 por ciento, mientras que aquellos que superen los 5.568.294,51 pesos (precio mayorista) la alícuota será aun mayor con un 35 por ciento. Pero hay que tener en cuenta que para llegar al «precio al público» se debe calcular el precio mayorista más el 21 por ciento de IVA y a eso sumarle la comisión de los concesionarios, que ronda el 15 por ciento.

Los modelos alcanzados

Entre los modelos nacionales afectados por el conocido «impuesto al público» se encuentra el Volkswagen Taos en todas sus versiones, que tiene un valor desde 6.263.100 a 7.812.000 pesos. También la Toyota SW4 , cuyos precio arranca en 9.536.000 y va hasta los 11.515.000 pesos.

Por ejemplo, los Chevrolet Cruze, Fiat Cronos y Peugeot 208 no están alcanzados por la medida pero habrá que estar atentos al índice de inflación de cada mes y el impacto que tendrá en los modelos mencionados, al menos hasta la actualización que será el próximo 1ro de septiembre. Por otro lado, se supo que las pick-ups se encuentran exentas.

Vale mencionar que los precios de los autos vienen subiendo más que la inflación y el ajuste del dólar debido al desabastecimiento del mercado por las trabas a las importaciones. A este hay que agregarle que por la falta de vehículos, el mercado se maneja con sobreprecios y el valor de estos vehículos está por arriba de los oficiales, por lo que el mismo surge de la negociación entre las partes.