Roberto Fernández, el central que quiere Pipo para Gimnasia

La directiva de Gimnasia sigue trabajando en el mercado de pases para satisfacer a Néstor Gorosito quien pidió un marcador central y un lateral derecho para reforzar al plantel que terminó al filo de la clasificación en la pasada Copa de la Liga. Es por ello que tras el clásico platense del próximo domingo, se acelerarán las gestiones porque la idea es que -al menos- el DT pueda contar con la llegada del lateral para el partido de la segunda fecha del torneo frente a Patronato el viernes 10 en el Bosque.

El elegido por el cuerpo técnico para pelear por un lugar con Oscar Piris es el defensor de Guaraní, Roberto Fernández. Con muy buenos antecedentes (próxima convocatoria al Seleccionado paraguayo, del que fue parte en todas las juveniles) se trata de un central de 1,88, fuerte y con muy buena pegada en la salida larga de zurda, atributos que impresionaron de buena manera en Gimnasia.

El futbolista que está a días de cumplir 22 años ha escuchado “rumores” del interés tripero, pero prefiere mantenerse al margen de la cuestión. La dificultad para que la negociación llegue a buen puerto radica en la cotización de “Choco” Fernández: U$S 3 millones. La intención de Gimnasia es ofrecer la compra de la mitad de la ficha, pero su ofrecimiento sería inferior al millón y medio de dólares que pretende como piso Guaraní. Y también la forma de pago sería una traba ya que el club paraguayo pretende la cifra al contado y no en cuotas como pretende el Lobo.

Si bien han sido ofrecidos otros jugadores para el puesto, los mismos no serían el “salto de calidad” que Gorosito pretende para el nuevo torneo. Por eso no se avanzó en nombres como los de Alan Barrionuevo (va a Central Córdoba) o Fabián Monzón, rápidamente desestimados. Y un nombre más interesante como el de Lucas Orban tiene un contrato altísimo en Racing y no está dispuesto a resignar sus pretensiones. Por eso, en calle 4 esperan agotar las instancias de diálogo por el paraguayo antes de apuntar a un Plan B

Un “tapado” para el lateral y salidas en el plantel

Con la salida de Francisco Gerometta prácticamente definida ya que solamente restan detalles administrativos, Gimnasia apunta a tener en el inicio de la semana entrante al lateral derecho que necesita el entrenador, alguien que “llegue y juegue” frente a Patronato. Si bien el elegido es Marcelo Weigandt, su llegada es muy difícil porque tiene contrato hasta 2024 y para que salga de Boca el club de calle 4 debería comprar al menos una parte de pase. Cuando hubo una gestión de última hora antes de la última copa, el Consejo de fútbol xeneize tasó al jugador en casi tres millones y medio de dólares por la mitad del pase. Más allá de las ganas del jugador, imposible para la tesorería albiazul. Weigandt interesa en Defensa y Justicia que también pretende un préstamo del defensor hoy tapado en Boca.

En caso de confirmarse la imposibilidad de volver a contar con el “Chelo”, Gimnasia tiene guardado un apellido por el aún no se han iniciado gestiones, pero que interesa más que Juan José Cáceres (Racing) o Martín Ortega (Quilmes), futbolistas que con distintos status han sido mencionados en los últimos días.

En cuanto a las bajas del plantel, a las salidas de Gerometta (vuelve a Unión) y Franco Torres (Guillermo Brown de Madryn) se les sumará seguramente Guiilermo Fratta tras el partido frente a Estudiantes. En cambio, por ahora Nery Leyes no tiene ofrecimientos y continúa trabajando a las órdenes del cuerpo técnico. Otros juveniles que buscarán salir en busca de continuidad son Bruno Palazzo y Estanislao Jara.

Párrafo aparte para la situación de Germán Guiffrey, quien tiene decidida su salida pero aún Gimnasia no ha recibido ofrecimientos por préstamo o venta. A diferencia de otros jugadores a quienes el club pretende buscarles salida, Guiffrey es tenido en cuenta pero está muy tapado para el puesto de central zurdo en el cual es tercera alternativa y no desea seguir jugando como lateral izquierdo, lugar que ocupó ante las ausencias de Matías Melluso. Su salida abriría la puerta a la continuidad del juvenil Matías Bazzi.

Guaraní quiere un millón y medio de dólares por el 50% del pase de Roberto “Choco” Fernández