Domiciliaria y tobillera para el agresor del playero

El sujeto de 18 años que se mantuvo prófugo por casi cinco meses tras atacar y dejar malherido al playero de un estacionamiento del barrio porteño de Monserrat, fue beneficiado con un arresto domiciliario y será monitoreado con una tobillera electrónica, informaron fuentes judiciales.

La decisión, que causó polémica, fue adoptada por la jueza de Menores Carla Cavalliere pese a la oposición de la fiscalía y de la querella que habían pedido que sea juzgado de manera inmediata.

De este modo, el acusado identificado por sus iniciales como C.M.A., por haber sido menor de edad al momento del brutal ataque dejará el Instituto Belgrano en el que se encontraba alojado y será trasladado a su vivienda.

El 26 de mayo último la causa fue elevada a juicio oral por el delito de “tentativa de homicidio” y, subsidiariamente, por “lesiones gravísimas”, en perjuicio de Arturo López (66), un trabajador de un estacionamiento quien recibió de parte del sospechoso una certera trompada.

Producto de esa agresión, al día de hoy la víctima continúa internado con pronóstico reservado y, según las pericias ordenadas por el fiscal Tereszko, el playero tiene secuelas de carácter irreversible sobre su salud.

La violenta reacción del por entonces menor ocurrió tras una discusión ocurrida el 19 de noviembre de 2021 en un estacionamiento situado en la calle Moreno al 800.

Ayer se realizó una audiencia de prisión preventiva morigerada solicitada por la defensa oficial del imputado.

Si bien el fiscal Mauro Tereszko y la querella que representa la familia y las hijas de la víctima, se opusieron enfáticamente, la jueza Cavalliere avanzó en sentido contrario y determinó que el joven continúe preso en su casa hasta que sea sometido a juicio oral.

El representante del Ministerio Público hizo saber que la etapa de investigación estaba agotada y que la fiscalía estaba en condiciones inmediatas de realizar un juicio penal.

Para Tereszko y la querella la imputación que cabe para este caso es el de “tentativa de homicidio” de López.

Asimismo, el fiscal instó a un pronto juicio de responsabilidad penal juvenil contra el acusado, que es mayor de edad desde el 11 de mayo.

Miriam Luna, abogada y exesposa del playero, confesó a los medios televisivos que recibió la medida “con total indignación y muchísima tristeza” por sus hijas, a quienes ha “visto padecer durante estos seis meses y medio”.

En tanto, Florencia, una de las hijas de Arturo, indicó que está “muy dolida” y “destruida”, que no entienden “la decisión de la jueza” y que la “indigna” este desenlace.

Además, remarcó que su padre “va a tener secuelas irreversibles” y que “no va a volver a tener la misma vida que él tuvo”, antes de la agresión, ya que siempre va a requerir de la asistencia de un tercero.

Por su parte, C. M. A. se había presentado ante la Justicia el 29 de abril a las 0.15 de manera espontánea en la División Enlace Institutos Alojamiento de Menores.

Los voceros dijeron que el adolescente se encontraba escondido en una comunidad gitana de la localidad bonaerense de General Rodríguez.