Fertilidad: advierten por consultas tardías

Especialistas advierten que pese a los avances científicos y las distintas opciones vigentes en materia de prevención en fertilidad, las consultas se realizan de manera tardía en numerosos casos, sin tener en cuenta que “a partir de los 35 años la calidad de los óvulos comienza a bajar”.

Por esto, los especialistas recomendaron pensar en una prevención temprana como modelo de planificación familiar: “Los 40 de hoy son los 30 de hace años atrás, pero la edad biológica sigue siendo la misma: se disocia lo social de lo biológico y la realidad es que su fertilidad cambió, disminuyó. Está demostrado que, a partir de los 35 años, la calidad de los óvulos comienza a bajar”, afirmó Agustín Pasqualini, secretario de la Comisión Directiva y codirector del Consejo de Formación y Evaluación Profesional de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (Samer).

Asimismo, durante el encuentro Salud Sexual y Reproductiva: Prevención, Preservación y Cuidado agregó: “Hay que informar y educar en el cuidado de la fertilidad, el impacto de la edad materna en la calidad de los óvulos sigue sorprendiendo a las personas en el consultorio”.

Por su parte, Ana Claudia Ceballos García, presidenta de la Asociación Civil Concebir aseguró que “para la mayoría de las personas, convertirse en padre o madre es algo que ocurre de manera natural y no imaginan que muchas veces puede resultar un camino difícil”.

“Probablemente, ninguna persona se suponga infértil, por esto, la sorpresa es grande cuando -frente al paso del tiempo y el deseo de formar una familia- esto no ocurre”, apuntó la especialista y agregó que “hay quienes llegan a la consulta y sufren un gran impacto emocional, enojo inclusive, al saber que el camino para lograr tener un hijo será a través de técnicas de reproducción humana asistida”.

Interrogantes

Durante la actividad, Gabriela Barontini, psicóloga perinatal, especialista en Medicina Reproductiva y Fertilidad Asistida señaló que “en oportunidades no hay una respuesta, no existe un diagnóstico, y las personas no logran comprender por qué no se embarazan”.

“Otras veces, el paso del tiempo está relacionado con la postergación de la maternidad, por diversas causas, sin considerar, tal vez por desconocimiento, una cuestión clave como es la disminución de la reserva ovárica”, relató.

El conocimiento previo es clave “para no encontrarnos luego con mujeres que a los 35 o 37 años dicen: ‘a mí nadie me dijo esto´, o se preguntan ¿qué es la reserva ovárica?’, ¿cómo que podía criopreservar mis gametas?’”, apuntó Barontini también coordinadora del Equipo de Salud Mental de Concebir.

“La idea es trabajar en prevención para evitar situaciones que a futuro complejicen el deseo de formar una familia”, insistió.