VIDEO. Desde adentro, una joya platense abandonada: preocupa el estado del Centro Oncológico de Gonnet

El Centro Oncológico de Excelencia, situado en 508 entre 16 y 18, fue el sueño de una de las figuras para la medicina argentina, el ilustre José María Mainetti. El profesor emérito de la cátedra de Cirugía de la Facultad de Medicina de la UNLP decidió en 1986, a los 76 años, que era el momento de concretar un viejo anhelo y fundó un hospital que fue una referencia en el país. Eso, hasta que en 2006, a meses de la muerte de su creador, inhabilitado por el Ministerio de Salud Provincial y en medio de conflictos financieros y gremiales, cerró sus puertas.

Desde entonces, el imponente edificio de Gonnet padece por la recuperación, mientras crece el vandalismo en su estructura , que lo muestra en un estado de abandono.

En los últimos meses parece transformado, además, en escenario ideal para los robos, en particular de la instalación eléctrica que asiste el sistema de iluminación.

Mientras, los únicos dos efectivos de seguridad que cuidaban el lugar, ya no están más. Fueron retirados por el gobierno provincial.

Ante esta la complicada situación, Nicolás Mainetti, nieto del histórico fundador habló con EL DIA y destacó que intenta seguir manteniendo el lugar, pero que la situación es complicada: «Yo lo conocí de chico y hay que entender que mi abuelo edifico este lugar y se vino a vivir acá. Entrar acá y encontrarlo así, trato de cuidarlo, arreglo ventanas y junto los papeles del piso. A mi familia le cuesta entrar acá, pero yo trato de cuidarlo»

A su vez. detalló que desde que comenzó el coronavirus todo se hizo cuesta arriba y contó lo difícil que otorgarle seguridad al lugar: «Hoy tenemos la custodia de Punto Fijo, del Servicio Penitenciario bonaerense. Cuando comenzó la pandemia como son mayores de edad de la custodia, se tuvieron que retirar. Y cuando se retiraron, fue bastante ultrajado y vandalizado el lugar. Se perdieron muchas cosas de valor de la fundación y se han destrozado sanitarios, techos y otros materiales»

Por su parte, Mainetti afirmó que intentará realizar acciones para asegurar su mantenimiento y contó que la delincuencia es moneda corriente en el lugar: «Estamos tratando de tener negociaciones políticas, con el interventor y las fundaciones que puedan apoyar. Hoy en día podemos recuperar la custodia, pero igual entran por todos lados. Se roban los reflectores y el cableado; hoy un señor de 26 años se robó cables y dejó sin luz a la custodia, por lo que ellos no quisieron venir»