Siguen los tironeos por los aumentos de las tarifas de servicios

Los tironeos en torno a la medida que habilita los aumentos de tarifas de los servicios públicos continuaron ayer en el gobierno nacional, luego de que el kirchnerismo duro volviera a cuestionar la suba del gas, que rige desde ayer.

Fue cuando el interventor del Ente Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, un funcionario cercano a Cristina Kirchner, asegurara que no se cumplieron con todos los pasos previos para determinar los nuevos cuadros tarifarios.

El Ente convalidó los nuevos cuadros tarifarios, con subas de entre el 18,5 y el 25 por ciento, con su publicación en el Boletín Oficial. Sin embargo, al mismo tiempo, cuestionó fuertemente la forma en la que se llevó a cabo el proceso, lo que, se especulaba, podría generar demandas judiciales sobre su validez.

En ese sentido, Bernal anticipó que convocará a una nueva audiencia pública donde se analicen puntos que, según el funcionario, no fueron tomados en cuenta en el cónclave del 10 de mayo, donde se determinó un nuevo precio del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST).

El Enargas convalidó los nuevos cuadros al mismo tiempo que mostró su oposición a los aumentos. El argumento es que se omitieron pasos que se deben llevar adelante para que éstos sean legales.

Así lo indica el texto de la resolución, que remarca la interna del gobierno nacional respecto a las medidas implementadas en el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El ala kirchnerista del Frente de Todos insistió de esa manera en remarcar sus diferencias con la suba de tarifas y con los porcentajes que se diseñaron en el ministerio de Economía, a cargo de Martín Guzmán.

Como viene publicando este diario, a partir de ayer, 1 de junio, comenzó a correr un nuevo cuadro tarifario del servicio de gas, que implica aumentos de entre el 18,5 y 25 por ciento, dependiendo de la región.

En la resolución firmada por Bernal, el Enargas convalida el aumento pero, al mismo tiempo, objeta que no se cumplieron con todos los pasos normativos que se deben llevar adelante. “El análisis del precio del gas que debe trasladarse a la tarifa (en este caso se trata de la porción que abona el usuario o usuaria), es un elemento esencial del proceso de determinación de esta última, y de la elaboración del juicio de razonabilidad tarifaria”, asegura el texto del Enargas publicado en el Boletín Oficial.

“Corresponderá a este organismo efectuar todos los análisis y pasos procedimentales que permitan a la ciudadanía conocer el impacto de la adecuación establecida; es decir aquello que habrán de abonar, así como lo que corresponda respecto del tratamiento de diferencias diarias acumuladas, todo lo cual no aparece como viable en esta oportunidad en razón de la inmediatez requerida por la secretaría de Energía”, continúa.

En el Poder Ejecutivo no emitieron ayer una declaración oficial. Sin embargo, fuera de micrófono, fuentes allegadas a la presidencia dejaban trascender que la decisión de Bernal fue interpretada como “una cobertura frente a una posible judicialización”. Por eso llama a una nueva audiencia pública, que corrija los pasos que se habrían omitido.

Y advertían que si alguna asociación de consumidores pensaba impugnar las subas, el texto de la resolución del Enargas daba los argumentos “en bandeja”, porque, en esa interpretación, el ente convalida los cuadros al tiempo que afirma que al procedimiento le faltaron pasos.

Textualmente, en la resolución el Enargas indica que “no se cuenta con todos los recaudos normados, lo que deberá efectuarse dada las expresas ordenes de la secretaría de Energía y los compromisos asumidos por el Estado Nacional”.