VIDEO. Tragedia y misterio en el lago: las hipótesis de una muerte de alto impacto en La Plata

Un hombre de 42 años fue encontrado muerto ayer por la mañana en el lago del Parque Saavedra. La situación, que por estas horas se encuentra bajo un halo de profundo misterio y sospechas, fue descubierta minutos después de las 8 de la mañana por personal de seguridad municipal, que se desempeña en el espacio público de 12 y 64.

Tras el hallazgo se llevó a cabo un fuerte operativo, tanto para recuperar el cuerpo que se encontraba flotando en el reservorio de agua, en un sector de baja profundidad, como para analizar la escena a fondo en busca de cualquier elemento que contribuya a resolver el caso.

“Nada se descarta”, aseguró ayer el fiscal Marcelo Romero, a cargo de la instrucción, al referirse a las circunstancias en las que este hombre encontró la muerte.

Pese a ello la investigación avanza a paso firme en torno a una hipótesis que tendría como hilo conductor una desafortunada combinación de distintos factores.

Esta “robusta” teoría señala que este trágico episodio habría comenzado a configurarse durante la noche del martes con la decisión de la víctima, identificada por la policía como Santiago Violante, de consumir sustancias complejas para el organismo.

La hipótesis se desprende de los elementos hallados en las inmediaciones del lago: varias botellas con rótulos de marcas de bebidas alcohólicas y algunos restos de cigarros armados con marihuana.

Estos elementos, claro está, serán sometidos a estudios en las próximas horas a fin de establecer si los envases contenían alcohol u otro agente químico y si los restos de material orgánico envuelto en papel y sometidos a una combustión se corresponden, como se sospecha, con derivados de la especie herbácea denominada científicamente como cannabis sativa.

Al mismo tiempo, mediante un cotejo de ADN, también se intentará establecer si el fallecido mantuvo contacto con estos elementos o si, por el contrario, se encontraban en el lugar de forma circunstancial.

El frío, el lecho y el bajo tráfico

En principio, para los investigadores todo apunta a que Violante cayó de forma accidental al lago cuando caminaba por la zona, aparentemente, en estado errante. La teoría postula que, tras este infortunio, una serie de factores se confabularon para que el hombre no pudiera reincorporarse y abandonar el espejo de agua.

Si bien aún resta conocer el resultado de la autopsia, todo apunta a que el hecho de encontrarse sin el dominio de sus acciones, le impidió a la víctima actuar con la lucidez que requería el momento.

A esto se suman el escaso movimiento de transeúntes que suele haber durante la madrugada en la zona y el estado fangoso del lecho del reservorio de agua.

“Pudo haber pedido ayuda, pero posiblemente nadie lo escuchó. Incluso pudo haber intentado salir pero con la ropa mojada y la inestabilidad del suelo dar un paso hacia la orilla debe haber sido una tarea titánica”, indicó una fuente del caso.

Para el fiscal Romero, las bajas temperaturas que vienen imperando en la Región también tuvieron una fuerte incidencia para que este hombre se bloqueara.

“Es posible que se haya resbalado y, obviamente en el agua helada, la persona si encima está en estado de ebriedad, dura muy poco lamentablemente”, destacó.

Sobre el caso, el fiscal de la UFI Nº 6 precisó a este diario que “fuimos anoticiados de una persona flotando en el lago del Parque Saavedra. Estaba bien vestido y por lo que podemos saber descartamos que sea una persona en situación de calle”.

Pero el funcionario dio un dato clave. “Lo que hay muy cerca del lugar donde fue encontrado el cuerpo son botellas de bebidas alcohólicas. Hablamos de fernet y otras bebidas que tenemos que identificar”, remarcó.

Otras de las hipótesis en las que trabajan los investigadores es en la posibilidad de que la víctima haya caído de forma accidental pero a raíz de un desmayo por falta de oxígeno. Al respecto indicaron que se pudo establecer que la víctima padecía EPOC y que tomaba medicamentos para combatir esta patología respiratoria.

En tanto, el otro escenario que se viene planteando es el de una muerte violenta. Según trascendió, la zona se caracteriza por ser foco de pleitos callejeros.

En este sentido no descartan que el sujeto haya sufrido una descompensación producto de una lesión provocada en un pleito que no llegó a ser detectada en el operativo.

Sobre esta posibilidad, el fiscal Romero fue tajante: “A simple vista no hay signos de violencia y en la operación de autopsia se podrá establecer si hay algún tipo de lesión o de golpe que no pudo ser visto externamente”.

Otro dato clave para la causa será el resultado del análisis que se realizará en las vías respiratorias.

En este sentido, la ausencia de diatomeas, un grupo de algas unicelulares, podría dar lugar a un cuarto y macabro escenario: el del crimen y descarte del cuerpo en el lago.