Presente brillante, futuro prometedor: Joaquín Amado, el platense Campeón Argentino de natación

Joaquín Amado, el nombre que promete, y mucho. El joven platense de tan solo 13 años se coronó Campeón Argentino de natación estilo espalda 100 y 200 metros en Mar del Plata, logrando así el bicampeonato tras haberse coronado también en el 2021, ratificando su crecimiento, liderazgo y presente brillante que augura un futuro fabuloso.

Estudiante del Colegio del Centenario, ubicado en 14 y 46, Joaquín es ejemplo de dedicación y responsabilidad. Sin descuidar sus estudios, entrena todos los días de su vida hace un año con el objetivo de superar su propia marca y alcanzar objetivos a largos y cortos plazos. El del último en Mar del Plata significó un premio a su enorme esfuerzo.

A horas de ser bicampeón, el deportista de La Plata visitó la redacción de EL DIA y relató su gran experiencia. «Es lindo todo lo que pasó. Estoy entrenando fuerte, entrenando todos los días desde hace un año con un equipo en Olimpo», sostuvo en el inicio de la entrevista.

Además reveló que viene trabajando con Ricardo Casas, un referente de la disciplina en la Ciudad. «Empecé con Ricardo Casas en Olimpo, me empezó a entrenar, vio que estaba en buen nivel y por suerte luego todo lo que vino fue bueno re bien».

En cuanto a sus inicios, contó: «Yo en mayo de 2017 empecé a nadar en Olimpo. Quise probar porque con la pelota no me llevo bien -risas-, y dije ‘bueno empiezo a ver si me gusta’ y me enganché, ahí iba dos veces por semana». Y agregó: «Le dedico todos los días, porque el domingo se hace el entrenamiento que no se ve, ni siquiera salgo, me privo de un montón de cosas pero todo tiene resultado. Me cuido también las comidas con el nutricionista».

Amado cumplió 13 años el pasado 2 de marzo, y mide 1,81 m., por lo que menciona: «Sabía que me iban a correr más por una cuestión biológica. Cuando llegamos a Mar del Plata ‘Ablandamos’ el lugar, es decir pusimos todo a punto que es importante en la previa, me acomodé a la pileta, le encontré la vuelta al lugar».

Sobre el final comentó que también se puso nervioso: «Salió bien, tenía muchos nervios por la responsabilidad de ser el campeón vigente. Uno cuando es nadador y entrena muy fuerte, la presión es mucha y a veces no sale. Por eso los nervios no juegan a favor, pero es todo parte de un aprendizaje», confesó.

En tanto sobre su futuro, dijo: «Sé que vivir de la natación es muy difícil, es mi sueño, lo intentaré, pero va a llegar un momento que tendré que decidir», culminó.

La nota completa se puede ver en el video principal