“Esta desencajado”, contestó el expresidente

Desde Uruguay, donde se encuentra de visita, Mauricio Macri respondió ayer a la seguidilla de críticas que recibió por parte del presidente, Alberto Fernández, al que acusó estar “fuera de sí”.

Fue durante una entrevista con una radio uruguaya que al expresidente le preguntaron por los dichos de Fernández (ver aparte). Entonces, Macri dijo que prefería no escucharlos: “Ni hace falta, está fuera de sí, está desencajado”, disparó.

Y continuó: “Que el guante blanco, toda esa cosa… Un disparate. Sin palabras. Está fuera de quicio”.

En otro orden, le apuntó al exmandatario por la situación económica: “Lo más patético es que se la ha pasado hablando de la deuda, clarifiquemos un par de cosas: la deuda que tomamos fue para pagar el déficit que nos dejaron. Segundo, el FMI entró a darnos una mano cuando se acabó el crédito para pagar deudas que se vencían, muchas que eran de ellos y la deuda no aumentó desde que entró el Fondo. Nada se fugó, nada de todo lo que dicen. Todo es mentira”.

En tanto que en otra entrevista con el diario El País de Uruguay, el exmandatario cargó contra la Vicepresidenta y el Presidente en una misma frase: “Cristina Kirchner inventó este gobierno con alguien que no tenía ni voto propio ni liderazgo alguno”, dijo, para luego asegurar que “nunca se tomó deuda a la velocidad que está tomando el gobierno de Alberto Fernández. Pero el relato de ellos, que es una sucesión de mentiras, dice todo lo contrario”.

Todavía más duro con el jefe de Estado, Macri aclaró que su trato con Fernández “no existe más. Es una persona que ha destruido el valor de la palabra presidencial. Hablar con alguien que te dice una cosa a la mañana y otra a la tarde todos los días, pierde todo valor”, sentenció.

Crítica del pro

En tanto,el PRO emitió un comunicado en el que “rechazó” los dichos del Presidente contra Macri.

A través de ese texto, desde el partido opositor quisieron reafirmar el “compromiso con la transparencia en el manejo de los fondos públicos y el funcionamiento de las instituciones republicanas”.

Asimismo, desde la principal fuerza opositora del país se mostraron “preocupados” por lo que definieron como una “desconexión del Presidente con la realidad y lejos de los problemas urgentes de los argentinos”, mientras le exigieron al Gobierno hacer foco “en las prioridades ciudadanas: las trabas económicas que impiden la generación de empleo, la inflación, la ley de alquileres, la ley de boleta única y de ficha limpia”.