Niegan demoras en la obra de un gasoducto

El secretario de Energía, Darío Martínez, negó ayer atrasos en la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, tras la renuncia de Antonio Pronsato, uno de los funcionarios de Energía Argentina (Enarsa), la empresa a cargo del proyecto.

“La obra sigue avanzando en los plazos definidos. Quien tiene a su cargo la obra es Enarsa. Hay un cuadro técnico que ha tomado una decisión, pero hay que seguir trabajando en los plazos estipulados. La política energética siempre es a mediano y largo plazo”, aseguró Martínez en declaraciones radiales. En tanto que acachó la salida de Pronsato a “diferencias internas”, pero insistió en que los trabajos “no se van a demorar por cambiar a una persona que, si bien tiene mucho conocimiento, es parte de un equipo”.

El gasoducto Néstor Kirchner es una de las obras más ambiciosas del Gobierno, ya que, según se proyecta, permitirá transportar gas desde Vaca Muerta a la provincia de Buenos Aires. Su construcción fue anunciada oficialmente hace más de un mes por el presidente, Alberto Fernández.

En ese sentido, Martínez destacó que “se ha tomado la gran decisión de lanzar el gasoducto Néstor Kirchner que nos va a permitir dejar de importar gas natural licuado (GNL)” y que “va a resolver a futuro un problema estructural en nuestro país, con la posibilidad de ser proveedores de gas en la región y el mundo”.