Alertan por la falta de gasoil en La Plata

Un informe elaborado por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) puso en los últimos días “blanco sobre negro” con respecto a los reclamos por demoras para cargar combustible en distintos puntos del país -en particular en la zona núcleo de la producción y el movimiento de granos- y el alerta por el abastecimiento no excluye a la Región en le mapa de las zonas donde hubo problemas de faltantes de gasoil por ejemplo.

Juan Carlos Basílico, titular la Unión de Expendedores de Combustible local y tesorero de la Federación de Entidades de Combustibles (FEC) le dijo a este diario que “El viernes llamamos a las estaciones para preguntar cómo estaba la situación y en casos, nos contaron que se quedaron cortos. Uno de los propietarios dijo que recibe mañana (por hoy), porque de otro modo se queda sin combustible”, dijo el dirigente y agregó a ese caso, ayer se sumaron los de “dos o tres” estaciones de servicio más.

El directivo analizó que “el problema viene de arrastre por los cupos de entrega por parte de las refinerías a las estaciones, pero el problema es mucho más profundo”.

Desde la Federación enviaron cartas documento al Gobierno y a las petroleras

La raíz, aparece en la condición de mercado importador que tiene el país como método de abastecimiento a la demanda del combustible de la producción y los servicios.

“Falta gasoil porque lo tienen que importar. Cada litro importado está en 90 pesos”, dijo el directivo y aclaró que ese valor corresponde al costo de ingreso al país, movible según la cotización internacional del barril de petróleo, en alza últimamente. A los surtidores llega a un precio que no satisface al sector. “Vale entre 110 y 120 pesos. Este año hubo un 30% de aumento, pero eso es lo que correspondía al año pasado”, dijo en referencia al achatamiento del precio que genera reclamos en el sector del combustible.

La escasez y los precios movilizan a las entidades de estaciones de servicio. “Le mandamos carta documento al Presidente de la Nación, al secretario de Energía, al ministro de Economía de la Nación y también a las petroleras YPF, Axion, Shell, Puma y Dasa”, detalló Basílico.

Según explicó el dirigente, las estaciones reciben combustible por un sistema de cupos mensuales. “Están fijos desde hace dos o tres años y el parque automotor se incrementó”, dijo sobre los apretones que registran ante la demanda de los clientes.

También aparece el problema de la rentabilidad del negocio, por el que reclaman la Federación: “Además, venimos pidiendo un margen de ganancia del 16%”, dijo. En ese nivel, quedaría a la estación un 8% libre de gastos. Actualmente, indicó Basílico, a las estaciones le queda un 4%. No fue siempre así: “En una época, hace 16 años, teníamos 13% libre de impuestos. Las empresas nos exigen cambios, obras y no las podemos afrontar porque no tenemos plata”, graficó.