VIDEO. Crece el revuelo en City Bell donde un vecino piensa armarse por la ola de robos

Las declaraciones que formuló un vecino de La Emilia en las redes sociales respecto a la necesidad de armarse frente a la ola de robos que sufre el barrio, levantó polvareda en esa zona de City Bell y sus habitantes se sumaron al debate y dieron sus opiniones.

«En la madrugada (4 AM) nos quisieron entrar en casa los muchachos de lo ajeno (vecinos de unas cuadras). Por suerte se activó el perimetral y huyeron. Aún así no es grato pasar por la situación. Esto se está volviendo constante. Es la quinta vez», había posteado en Facebook el vecino tras un intento de robo.

En el texto, el hombre describió que «la policía tardó 25 minutos a diferencia de otros años, que tardaba dos y sin rastrillar la zona. Entiendo que no sea culpa de los policías en sí, sino la falta de apoyo que tienen. A los vecinos, les recuerdo que cuando pasen estas situaciones, igual hagan la denuncia, porque cuando más denuncias haya, la estadística nos ayudará a que nos den más recursos».

Tras su relato, concluyó que «lamentablemente esto me da la pauta para armarme”. Su enunciado despertó opiniones tanto en las redes sociales como en la calle. Esta mañana, un vecino que coincidió con él y que se identificó como Ricardo, expresó: «Me parece lógico, es la única forma de defenderte en tu casa. En la calle, corrés. Pero en tu casa no. Después no sé si hay consecuencias. No queda otra y los robos pasan. En la cuarentena fue terrible los hurtos».

«Estamos cayendo todos en la pobreza por la situación económica. Esto es una selva. Hace 50 años es una decadencia total. No va a cambiar nada, tiene que haber una revolución», tiró.

Otra vecina de La Emilia, Maru, dijo que «es un barrio tranquilo pero hay antecendente de que han entrado a robar». «Soy nueva en el barrio, pero la última vez entraron a una casa y ataron a una chica muy jovencita. Tenemos alarma, en el barrio hay todo. Los vecinos están bien organizados, pero la inseguridad está igual. Estoy de acuerdo con armarse, yo me acuesto con miedo. En la casa tenemos cámara, todo. Pero no es suficiente», opinó la mujer.

En tanto que una comerciante, Patricia, dijo que «por suerte a mi, gracias a Dios, no me pasó nada». «Hace dos años que tengo el comercio. Es un barrio bastante tranquilo pero tiene lo suyo. Acá los vecinos se cuidan mucho, tienen alarma y otros dispositivos vecinales», destacó, aunque sostuvo que «en la plaza si te quedás mucho tiempo te agarran los delincuentes».

Asimismo, se mostró en discrepancia con el llamado vecinal al señalar que «es peligroso para el vecino tener un arma porque después están las consecuencias». «Uno tiene un arma pero después la consecuencia la tiene el vecino y no el ladrón. No hay forma de cuidarse. La patrulla nada muy poco, tardan un montón en llegar», cuestionó.