La oposición busca sacar dictamen para avanzar con la Boleta Única

La oposición en Diputados buscará sacar hoy un dictamen de comisión para avanzar con la implementación de la Boleta Única de Papel (BUP) en las próximas elecciones. El dictamen es el paso previo al debate en el recinto de la Cámara Baja, donde Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, los bloques provinciales y los libertarios tienen los votos necesarios para sancionar la ley que rechazan el Frente de Todos y el Gobierno.

No obstante, la oposición deberá terminar de consensuar una propuesta unificada.

El plenario de las comisiones de Justicia, Asuntos Constitucionales y Presupuesto -que conducen los oficialistas Rodolfo Tailhade, Hernán Pérez Araujo y Carlos Heller, respectivamente- fue convocado para las 14 de hoy para analizar los dictámenes que propondrán, por un lado, la mayoría de los bloques opositores, y por otro el Frente de Todos (FdT).

En ese contexto, Juntos por el Cambio (JxC), el Interbloque Federal y Juntos por Rio Negro estuvieron en las últimas horas terminando de definir el texto que impulsarán en las comisiones, informaron fuentes parlamentarias.

El sistema que se busca aplicar consta de una boleta que contiene todos los nombres y las fotos de los candidatos, divididos por casilleros. Por su parte, los electores tienen la posibilidad de elegir a sus postulantes preferidos o no marcar a ninguno y votar en blanco si así lo prefieren. Entre sus principales beneficios se destaca que garantiza que nunca falten boletas y que por lo tanto el elector siempre encuentre a los candidatos que quiere votar.

Mientras que el principal problema se presenta con el tamaño de las boletas en los distritos más grandes, como la provincia de Buenos Aires.

Al respecto, la secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco, sentó la postura del Gobierno al rechazar la Boleta Única que “genera que el votante desconozca la oferta electoral completa al momento de elegir”, además de “otorgar mayor exposición a las cabezas de listas, desvalorizar la agrupación política y personalizar a los candidatos”