Nación buscaría sumar 29.000 empleados para la planta permanente

El Gobierno nacional prevé avanzar con la incorporación de 29.000 trabajadores a la planta permanente del Estado. Es en el marco de un plan que, bajo el nombre de “regularización de empleo público”, la Casa Rosada puso en marcha hace poco más de un año, en acuerdo con la Unión Del Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), los gremios mayoritarios.

Según trascendió, el programa, que se instrumentó a través de una decisión administrativa del Presidente, alcanza a decenas de miles de trabajadores del sector público con cinco o más años de antigüedad y que hasta ahora estaban contratados de manera transitoria.

De acuerdo a la Base Integral de Empleo Público, los empleados de la administración central -que incluye a la Presidencia, sus dependencias, los ministerios, secretarías, oficinas dependientes, entes y organismos descentralizados, como el Indec, con excepción de las fuerzas armadas y de seguridad- ascendieron a 194.237 en febrero de este año. Dentro de este universo, 127.040 forman parte de la planta permanente. Pero en el Sistema Nacional de Empleo Público (Sinep) -dentro del cual se realizarán los concursos- las personas registradas son poco más 20.000 (31%).

El Gobierno buscará pasar 29.000 de las 46.178 dentro del Sinep a planta permanente, aumentando las incorporaciones en casi un 23 por ciento.

Aunque en total la administración pública nacional emplea a 481.412 personas, con lo que que las personas que pasarán a planta permanente representan un 6 por ciento del total.

Respecto de los ingresos, el promedio salarial (en bruto) de los trabajadores que pasarían a la planta permanente del Estado oscilaría entre los $63.000 y los $70.500.

En cuanto a las reparticiones, las que más empleados efectivos sumarán serán el Ministerio de Trabajo (con 829), el Ministerio de Desarrollo Social (727), la Dirección Nacional de Migraciones (689), la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (631) y el Renaper (484), según se desprende de la decisión oficial (449/2021).

Por etapas

El plan en cuestión se fue instrumentando por etapas. A lo largo de 2021, se abrieron 10.500 vacantes en 80 organismos y jurisdicciones, de acuerdo con un informe interno de la Secretaría de Gestión y Empleo Público. También se activaron 1.101 cargos pendientes desde 2019 en 10 organismos. De estos, 1.457 concluyeron sus concursos, 819 fueron evaluados y 2.212 están en proceso. Mientras que para este año se prevén 8.136 nuevas incorporaciones.

Pese a la ampliación de la planta permanente del Estado, en el Gobierno aseguran que “no tendrá efectos en el gasto público” debido a que no variarían los salarios de los trabajadores, aunque fuentes con conocimiento gremial advierten que esta mejora en las condiciones laborales permite el cobro de adicionales o suplementos. La medida, aseguran los especialistas, tiene una doble faz: por un lado, regulariza la situación de los empleados públicos; pero por otro “agranda” la estructura del Estado (se calculan en 3,9 millones los empleados públicos en todo el país) y plantea “riesgos” al imposibilitar el despido de un trabajador, por ejemplo, “por mal desempeño”.

Con todo, en el Gobierno defienden que lo que están haciendo es cumplir con la Ley Marco de Regulación del Empleo Público Nacional y respetar los convenios colectivos de trabajo, que permiten solo un porcentaje de contratos transitorios.