Cazas italianos interceptaron aviones rusos en el Mar Báltico

Aviones Eurofighters de la Fuerza Aérea Italiana realizaron en las últimas horas una doble intercepción de aviones rusos sobre el Mar Báltico, lo que despertó la tensión en Europa, luego del masivo ataque aéreo de Moscú sobre instalaciones eléctricas de Ucrania.

Los cazas italianos respondieron a sendas alarmas lanzadas desde el centro de mando de la OTAN con sede en Uedem (Alemania), disparadas por un avión no identificado que sobrevolaba las aguas internacionales del Báltico.

Una vez identificados los aviones, los F-2000 italianos regresaron a la base polaca de Malbork, desde donde operan estas aeronaves como parte del 4th Wing Task Force y desde la que se manejan todos los asuntos de la Policía Aérea Europea de la OTAN al norte de los Alpes.

Estos episodios se suman a un incremento de las tensiones bélicas en la región nororiental de Europa.

Ucrania denunció que Rusia lanzó un ataque masivo con más de 60 drones y misiles sobre su territorio. El ataque ruso reavivó el temor a una invasión bélica de Polonia -miembro de la OTAN-, que envió sus cazas al aire en una actividad de vigilancia y seguridad del espacio aéreo.

Pero no solo Polonia está en primera línea: en Rumania se encontraron “fragmentos de drones” en una granja cerca del Danubio después de los ataques rusos.

Ya en diciembre pasado, un vehículo aéreo no tripulado se estrelló en una zona deshabitada de Rumania después de un ataque ruso a los puertos ucranianos del río. Incluso antes de eso, en septiembre, también se encontraron otros restos de drones en la zona fronteriza.