Primer trimestre con los números en rojo, de la mano del fuerte ajuste

El primer trimestre del 2024 será recordado como uno de los peores en materia económica y social, con el país sumergido en la recesión, disparada de precios, feroz caída del poder adquisitivo y despidos y suspensiones en alza.

La aplicación de un draconiano ajuste por parte del gobierno de Javier Milei provocó una parálisis que se no veía desde el 2001.

Con los datos que se conocen hasta ahora autos, alimentos, acero y cemento están entre los sectores más golpeados por la caída de la actividad.

Un informe de la CAME arrojó que la industria manufacturera pyme se retrajo 9,9% en febrero frente al mismo mes del año pasado.

Es el tercer mes consecutivo en que la actividad fabril cae, aunque aminoró la tasa luego de haberse retraído entre 27% y 30% en diciembre y enero.

En alimentos y bebidas la caída de producción entre las pymes fue de 14,6% en el primer bimestre, mientras llegó al 32% en químicos.

“En febrero continuaron las subas de precios en los insumos del sector, pero al mismo tiempo se normalizaron las entregas frente a una coyuntura económica algo más predecible. Aún así, las empresas señalaron perjuicios por las subas de costos, principalmente de la energía y el transporte”, informó la CAME.

En cambio, el sector indumentaria creció 10,5% anual en febrero, aunque registró una caída de 2,4% frente a enero. En los primeros dos meses del año acumula una baja de 1,3% anual.

En el sector de productos químicos y plásticos, la actividad se contrajo 23,1% anual en febrero. Con ese resultado, en los primeros dos meses del año acumula una baja de 31,2%.

Con 323.600 toneladas, la producción de acero crudo tuvo una caída del 20,6% en febrero con respecto al mes anterior y del 9,7% interanual. Por su parte, la caída de la producción de laminados fue aún mayor: 45,5% interanual y 38,6% vs. el mes anterior.

El sector de la construcción continuó su declinación durante el mes de febrero. Los despachos de cemento mostraron una caída del 10,8% respecto de enero último y una caída del 23,4% interanual.

El índice Construya, que mide las ventas de insumos para la construcción pasando de ladrillos a cerámicos y griferías, registró una baja del 26,6% interanual en febrero, aunque hubo un repunte del 6,8% contra enero.

De esta forma el acumulado de febrero a diciembre cerró 28% por debajo del mismo período del año anterior. En medio de este parate, la Cámara Argentina de la Construcción precisa que hay 100.000 trabajadores que se quedaron sin empleo, en buena medida por la paralización de la obra pública.

El sector automotor registró en febrero una baja del 19% con respecto al mismo mes del año anterior y un retroceso del 18,2% en el bimestre.

El único dato de marzo conocido hasta ahora no da margen para ilusionarse: los patentamientos cayeron 36,6% en marzo y 30% en lo que va del año, en medio de una crisis que ya llevó a las compañías a suspender trabajadores y dar de baja contratos.

En febrero, el Indicador de Consumo (IC) de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) retrocedió 3,5% en la comparación interanual, mientras que tuvo un incremento desestacionalizado de 1,5% frente a enero.

Los segmentos que mostraron una mayor pérdida en febrero fueron recreación y transporte, con una disminución del 13,2% y 2,3%, respectivamente.

De esta forma, el índice acumula en los primeros dos meses del año un decrecimiento de 2,7% interanual.

INVERSIÓN EN BAJA

Con la recesión instalada, distintos datos empiezan a mostrar una fuerte caída en los niveles de inversión privada.

Casi sin obra pública, la inversión finalizó el primer bimestre con una caída de 13,3% respecto del mismo período del 2023.

De todos modos, los indicadores del inicio del 2024 son superiores a los registrados en diciembre pasado, cuando tuvo lugar la transición de Gobierno y la devaluación.

Así se desprende del último informe de Inversión Bruta Interna Mensual que realiza la consultora Orlando J. Ferreres (IBIM-OJF), indicador que estimó para febrero una inversión de USD 5.587 millones, una contracción del 12,2% interanual y una alza del 1,1% desestacionalizada respecto a enero.