Dengue: la forma de uso del repelente, otra clave para esquivar el contagio

En medio de la epidemia de dengue, ahora aconsejan cómo mejorar la protección contra los mosquitos. Desde el Ministerio de Salud porteño, aconsejaron ponerse repelente “en los tobillos, entre el pantalón y el calzado”, se precisó.

En ese sentido, desde la cartera sanitaria se argumentó que “es por donde suelen entrar y picar. Y, por supuesto, idealmente en la medida que se pueda, usar ropa más clara y con manga larga”, se aconsejó.

Las recomendaciones se dan a diario desde distintos organismos y entidades sanitarias en un contexto de creciente inquietud por la epidemia que ya suma más de 200.000 casos (cerca de mil en la Ciudad) y casi un total de 80 personas fallecidas, en Argentina.

Con todo, la enfermedad que transmite el mosquito aedes aegypti está cada vez más presente. Por eso, se toman los recaudos necesarios para que no se haga efectiva la picadura.

“Estamos en el año con el brote epidémico de dengue más alto de lo que hemos registrado. Esto es una realidad de la ciudad, de la zona centro de la Argentina y de toda Sudamérica. Es un año de un brote enorme en toda la región y nosotros somos parte de eso”, informaron desde el Ministerio.

Siguiendo en esta misma línea, advirtieron que “es un mosquito que no pica de noche, en la oscuridad. Es un mosquito que pica habitualmente a la mañana, entre el amanecer, media mañana o el atardecer”.

A la vez, especialistas en temas sanitarios vienen insistiendo en la necesidad de controlar la propagación de los insectos en los domicilios, el escenario principal de desarrollo y contagio.

No hay un tratamiento específico para el dengue, que incluso puede ser asintomático. Una vez contraída la enfermedad, es central el reposo, la hidratación continua y para calmar el dolor, un analgésico como el paracetamol.

En ese sentido, se recomienda no consumir aspirinas ni ibuprofeno.

Por otra parte, el dolor intenso en el cuerpo no quiere decir que se esté cursando la enfermedad de forma grave. Lo que sí lo indica es algún tipo de sangrado o hemorragia, coinciden los especialistas.

La circulación simultánea de más de un serotipo pone en riesgo aún más la salud de la población porque si una persona enferma con un serotipo y luego vuelve a contraer dengue con otro diferente, aumenta el riesgo de padecer dengue grave o hemorrágico, lo que puede ser mortal. En la mayoría de los municipios de la Región circulan dos serotipos de la enfermedad con predominio del DEN-2 (60,64%) sobre DEN-1 (39,33%). Mientras que en Morón se identificó un caso de DEN-3 (0,03%).