El peor final para la búsqueda de una joven desaparecida en México

Tras una campaña de búsqueda que llevó varios días, un grupo de pescadores divisó sobre el Mar Caribe, en la zona de Puerto Morelos, el cuerpo de la joven argentina, que había desaparecido en Playa del Carmen, México.

Se trata de Ana Victoria “Nani” Ávila, de 28 años, oriunda de la provincia de Córdoba.

Los primeros informes de la Fiscalía del Estado de Quintana Roo hablan de “ahogamiento”, ya que su cuerpo no presentaba signos de violencia.

Su familia había comenzado una intensa búsqueda en redes sociales, luego de perder el rastro de Ana Victoria el pasado miércoles.

Finalmente, el cuerpo fue encontrado ayer. Estaba boca abajo y completamente desnudo.

La joven, en su cuenta de Instagram, se definía como fotógrafa documental, digital y analógica, aunque también capturaba bodas de “Córdoba, Argentina y el mundo”.

Era hija de un arquitecto y profesor de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Respecto del hallazgo, las autoridades de SSC dijeron “con apoyo de embarcaciones privadas se mantuvo el seguimiento de la ubicación donde se encontraba el cuerpo y se dio aviso a la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo. Se recomienda a los visitantes y residentes a respetar las indicaciones de Coordinación Estatal de Protección Civil Quintana Roo, así como el señalamiento de las banderas en los arenales”.

De todas formas, las circunstancias exactas de la muerte de Nani aún no están claras, por lo que la investigación está siendo llevada a cabo por la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo.

“Es una situación muy difícil para mí, estar atrás de la muerte de mi amiga es una prueba de fortaleza muy grande. Fue una búsqueda insaciable, sin parar, con la necesidad de estar lúcida y fuerte para llegar a Nani de cualquier manera”, dijo Tamara Combina, con quien vivía.

“Nani como persona, fue y es la amiga que todo el mundo necesitaría tener, una persona increíble, divertida, con humor, una mujer fuerte y con determinación. Una increíble fotógrafa, una profesional de la hostia, con una creatividad admirable. Fue gran maestra de vida, una excelente compañera de trabajo, una rommie increíble, una persona excepcional”, agregó.

“Realmente está siendo una situación muy difícil. Estar atrás de la muerte de mi amiga es una prueba de fortaleza muy grande. Aún no he podido ni llorar. Por favor le pido a todos respeto absoluto para mí, su familia, amigos y para Nani”, imploró Tamara.

En diciembre del año pasado, Ana había decidido mudarse a México para continuar su carrera en ese país.

“Muchos atardeceres, de todos los colores, barquitos con primera fila para mirarlos y una cadena humana para traer el que no llegó a la orilla. México, me gustas mucho”, dejó posteado en sus redes sociales.

DOLOR

Su Instagram comenzó a llenarse de comentarios de amigos despidiéndola.

“Toda la comunidad de fotógrafos argentinos de luto. Tus ojos veían el mundo en colores y desde un ángulo único, privilegiados aquellos que pudiste capturar. Que en paz descanses, Nani”, escribió Vicky Aba, una de sus amigas.

“Que sigas brillando con la luz que no tiene fin. Mandá muchas fuerzas a tu familia y que se sepa que te sucedió. Que se haga Justicia”, escribió Julieta Merlo.

Como se dijo, por su profesión de fotógrafa y videógrafa documental, en sus redes sociales se caracterizaba por mostrar instantáneas cotidianas, muchas de ellas capturadas en Córdoba capital.

También pueden observarse fotos de movilizaciones por el Día de la Memoria, vinculadas a la causa contra los femicidios “Ni una Menos” y a favor del aborto legal.

Amante de los viajes, solía publicar fotos de los lugares que visitaba tales como Buenos Aires, Uruguay, Brasil y ahora México.

De acuerdo con su muro en LinkedIn, desde el 2022 se encontraba trabajando para Aconcagua Audiovisuales en filmación y edición de videos. Además, daba cursos de iniciación a la fotografía tanto de manera presencial como en línea en Tulum.