VIDEO. Una Semana Santa austera: cayó la venta de huevos de Pascua

Las ventas de los huevos de Pascua marcan una caída a comparación de los últimos años por la baja demanda y por su costo. En la Región, uno de los principales comercios del rubro reconoció que disminuyó la cantidad de producción porque “la gente está cada vez más apretada y encarga menos”.

Roberto, un verdadero artesano del chocolate con 40 años de experiencia, dialogó con este diario sobre el cuadro que preocupa: “Este año estamos tratando de hacer algo, por no decir que no tenemos tantos pedidos”.

Además, argumentó que las variables de los insumos repercutió en la producción de este año: “A veces suben, bajan o se mantienen, estamos en un país donde es muy lindo pero la gente está cada vez más apretada y encarga menos”.

En ese sentido, mientras elaboraba una gallina de chocolate de tres kilos, ejemplificó: “Antes quizás venía una empresa y encargaba 50 huevos, ahora esa empresa tiene las puertas cerradas porque no trabaja. Eso merma la venta de todo y de empleados nuestros, antes éramos siete personas trabajando. Seguimos produciendo porque la gente demanda a pesar de la caída de las ventas”.

“Hace 40 años estoy trabajando en el rubro y hace 28 abrí las puertas del negocio porque cayeron las ventas mayoristas”, destacó. Por último, indicó: “es algo que nos gusta hacer y es una responsabilidad de que la gente venga a buscar un chocolate y no encuentre”.

HUEVOS COMERCIALES

De los huevos de chocolate que sí ya se saben algunos precios es de los productos que se consiguen en supermercados o quioscos. Los precios superan el 100 por ciento de subas respecto al año pasado en algunos casos.

Los más pequeños, y por lo tanto los más baratos, de las marcas de chocolate más reconocidas oscilan entre los 1.000 y 1.200 pesos, cuando en Semana Santa de 2023 se podían conseguir por menos de 500 pesos los de 80 gramos.

Entre las marcas comerciales más populares, los valores arrancan desde 1.200 pesos para los tamaños más chicos. Las versiones medianas rondan los 6.500 pesos y los más grandes, de 225 gramos, llegan a costar 14.500 pesos. El año pasado, la opción más cara estaba 3.650 pesos aproximadamente, para huevos de más de 300 gramos en el rango de primeras marcas.

“Hasta hace unos años, muchas familias compraban un huevo grande para los adultos y se llevaban uno por niño de la familia. Este año la venta fue muy mala, se llevan sólo un huevo chiquito para los nenes y listo”, contó un almacenero de Altos de San Lorenzo, quien agregó que “sabíamos que iba a estar floja la venta y trajimos pocos y de los más económicos”.

ROSCAS

Otro de los productos típicos de Semana Santa es la Rosca de Pascua, que esta temporada tampoco no escapa a la crisis.

En las panaderías donde se produce artesanalmente hubo mucho menos oferta que el año pasado a raíz de los costos y la caída del consumo.

“Como no las hicimos en cantidad como otros años, nos sale más caro ya que no compramos insumos al por mayor. Pero algunas armamos y tratamos de sacarle la ganancia mínima y poder tener para los clientes que hacen un esfuerzo y quieren compartir con la familia”, explicó Susana, de una panadería de la zona de 7 y 66.

En cuanto a los costos de las roscas, en algunos hipermercados se podían conseguir ayer en oferta a 3 mil pesos la de 400 gramos. En otra cadena de supermercados se encontraban a 5 mil pesos el kilo de este producto.

Los clientes optaron por los huevos más económicos / Roberto Acosta

En comercios y panaderías de barrio, se las vio desde 3.500 pesos las de 800 gramos aproximadamente y en confiterías de renombre se podían conseguir, por la misma cantidad, hasta por más de 7 mil pesos.

Este diario había publicado hace unas semanas cómo se preparaban las panaderías y confiterías para este fin de semana de Semana Santa, cuando no tenían certezas sobre los costos de los ingredientes que llevan tanto la Rosca de Pascuas como los huevos de chocolate.

“Con respecto a los huevos de Pascua, este año repito lo mismo del año pasado: no los elaboro porque sale muy caro y no puedo sacar ganancia”, había revelado el panadero Carlos Proia.

En ese sentido, desde varias panaderías tradicionales platenses consultadas hicieron un planteo similar: no había comenzado la producción aún porque se estimaba que iban a hacer menos stock frente a la caída del consumo.

Sobre las roscas, Proia había explicado que hasta último momento no saben cuánto cuestan las cerezas, la elaboración de la crema pastelera, el chocolate. Con todo, los precios se ponen casi en el día, según anticipó. “Es un producto que no puede almacenarse. Las preparamos unos días antes”, dijo.

Según contó Proia, en el sector local habrá achique en la propuesta. Además de los costos también se plantea una competencia difícil con los productos de escala industrial. “Hay hipermercados que venden una de muy menor calidad baratísima y nos sacan clientes”, lamentó.