La quita de subsidios al gas y a la electricidad se postergaría hasta junio

El Gobierno nacional evalúa postergar la quita de los subsidios en las tarifas de luz y de gas. La medida que impulsan para lograr el superávit fiscal podría retrasarse hasta el mes de junio. La demora se debe a la dificultad del entrecruzamiento de datos que precisan la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Economía para determinar cuáles son los hogares que todavía requerirán la asistencia.

La quita de los subsidios fue uno de los anuncios que realizó Javier Milei con la finalidad de alcanzar el superávit fiscal. Iba a implementarse a partir de abril, pero luego se decidió posponerla para el mes de mayo y ahora volvió a sufrir una nueva postergación. El entrecruzamiento mencionado debe realizarse sobre los hogares que están inscriptos en el Registro de Acceso a los subsidios a la Energía (RASE) con los datos que maneja el Indec.

Desde el ministerio que encabeza Luis Caputo, sostienen que los subsidios a la energía representaron 1,5% del Producto Bruto Interno (PBI) en el 2023, un gasto cuatro veces superior al que tuvo la Asignación Universal por Hijo (AUH), que sumó 0,4% del PBI en el mismo período.

Los datos que maneja la cartera de Energía revelan una erogación en subsidios de alrededor de 150.000 millones de dólares a lo largo de los últimos 20 años, con un consumo tres veces superior al promedio de consumo de la región.

Las tarifas eléctricas y del gas vienen de un largo periodo de congelamiento y en estos momentos no en todos los hogares se abona lo mismo, estando diferenciadas las facturaciones de acuerdo al nivel de ingresos del grupo familiar.