Hay nubes de mosquitos y alarma el cuadro sanitario por el dengue en el país

Con el dengue convertido ahora en el país como una de las preocupaciones sanitarias más acuciantes, con más de 151 mil casos confirmados, al punto de que fue tema dominante de la reciente reunión de ministros de Salud de todo el país, en La Plata y su periferia se sufre una invasión nunca antes vista de mosquitos mientras que es casi imposible conseguir repelentes, que desaparecieron de las góndolas.

Se está, sin duda, ante un alarmante cuadro sanitario en nuestra ciudad y gran parte del país. Aquí corresponde reseñar que a lo largo del año pasado distintos sectores y entidades sanitarias de la Argentina, así como especialistas en el tema, formularon advertencias y reclamos por las crecientes invasiones de mosquitos y, derivado de ello, aludieron a un posible avance del dengue en el país y en nuestra región. Como causas posibles se sumaron la recurrencia de lluvias, la propagación de esa enfermedad en el Norte y la ausencia de medidas preventivas.

Tal como se dijo, la situación epidemiológica del dengue se convirtió en asunto de primordial atención en el encuentro sostenido por los titulares de las carteras sanitarias de las 24 jurisdicciones del país.

Transmitido por el mosquito Aedes aegypti, el dengue es una enfermedad que, de no ser tratada, puede aparejar consecuencias extremadamente graves. Y que ahora alcanzó cifras nunca antes alcanzadas en nuestro país. El último informe del ministerio de Salud nacional aludió al registro de 151.310 casos con 106 muertes confirmadas.

La otra noticia, también negativa, tiene que ver con la propagación del mal hacia muchas jurisdicciones en las que antes no ingresaba.

En muchos centros de salud las guardias se muestran colapsadas debido al aluvión de consultas que se recibe.

En cuanto a nuestra ciudad, comerciantes que venden repelentes aludieron en primer término al “hecho inédito que presenta la invasión de mosquitos a esta altura del año” y la falta de stocks de repelentes en sus distintas presentaciones.

También se indicó que en los últimos meses aparecieron nuevas marcas y que pese a que son desconocidas el público igual las compra. Indicaron que “los sobreprecios están a la orden del día”.

La situación de características endémicas presenta pocas salidas, ya que las campañas de fumigación no parecen eficaces –en la medida que sólo “empujan” a los mosquitos adultos hacia otras zonas cercanas-, mientras que la inclusión de una vacuna creada recientemente contra el dengue depender del dictamen que emita la Comisión Nacional de Inmunizaciones, es decir que está pendiente. En este sentido, en la reunión que hubo el lunes entre los ministros de Salud del país, en medio del avance histórico del dengue, ya se adelantó que la vacuna hasta el año próximo no se incorporará en el calendario oficial.

Los especialistas vinieron advirtiendo a lo largo de los últimos diez meses que el mosquito se ha adaptado y que puede resistir a temperaturas más bajas, por lo que pidieron que no se abandonen las medidas preventivas -como el descacharrado hogareño- ni siquiera durante el invierno.

Paralelamente, fuentes médicas recomendaron que en el caso de percibir síntomas, debe tomarse mucho líquido, no deshidratarse, y bajar la fiebre para bajar la fiebre, sin dejar de lado una rápida consulta médica.

El panorama debe preocupar, ciertamente: aumentaron los casos de dengue, la Ciudad se encuentra bajo una nube de mosquitos y no hay forma eficaz para repelerlos.