La salida de Kulfas: denunciaron a funcionarios por la licitación del gasoducto «Néstor Kirchner»

Los diputados de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña y Waldo Wolff denunciaron al directorio de la empresa estatal Integración Energética Argentina S.A. (IEASA) a raíz del mensaje enviado por el desplazado ministro de la Producción, Matías Kulfas, a periodistas, en el que mencionó un supuesto favorecimiento a Techint para la provisión de caños para el gasoducto «Néstor Kirchner».

El mensaje, bajo la modalidad “off the record”, distribuido por el ministerio de Kulfas, explicaba que una cuestión técnica era, en realidad, una decisión para que Techint fuera adjudicataria del contrato, puesto que es la única que confecciona los tubos con esas características. Ese mensaje generó la reacción de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y precipitó el pedido de renuncia del presidente, Alberto Fernández, a Kulfas.

«Todas estas expresiones realizadas impúdicamente frente a toda la sociedad argentina indicarían que las especificaciones técnicas contenidas en el pliego licitatorio para la adquisición de tubos para el transporte del gas estarían direccionadas a efectos de favorecer a una empresa en particular, TENARIS SIAT SA parte del grupo empresario TECHINT», sostiene la denuncia de Ocaña y Wolf.

“La única empresa que se presentó y terminó siendo adjudicataria de una licitación multimillonaria fue TENARIS SIAT SA», lo que, según el texto, alienta la posibilidad de que se hubiera tratado de una licitación dirigida.

Los legisladores opositores deslizaron que la supuesta manipulación de la licitación habría posibilitado “el pago de 200 millones de dólares que la empresa SIAT, única oferente de la licitación de tubos, reclama para pagar la importación de acero a empresas vinculadas a través de un complejo mecanismo de participación societaria recíproca».

«Se habrían violado los principios de razonabilidad, transparencia en los procedimientos y la igualdad de tratamientos para interesados y oferentes y la promoción de concurrencia de interesados y competencia de oferentes», añade el texto.

Aún no está claro qué juzgado se encargará de la denuncia, puesto que esta mañana fueron presentadas varias denuncias simultáneas y se debe determinar cuál fue la primera, porque eso establecerá qué tribunal se hará cargo de la investigación. La denuncia de Ocaña y Wolff apunta a los supuestos delitos de “incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrir una maniobra defraudatoria contra la administración pública».

De esta manera ya son dos denuncias ante la Justicia por el gasoducto «Néstor Kirchner», sumándose a la formulada por una organización no gubernamental denunció penalmente al directorio de la empresa estatal Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (IEASA) por presuntamente favorecer a la empresa Techint en la licitación del gasoducto Néstor Carlos Kirchner.

La Fundación Apolo, a través de sus referentes, Yamil Santoro, José Magioncalda y José Luis Patiño, formuló la denuncia argumentando que “se habría direccionado la contratación de los caños para el gasoducto mediante la exigencia de especificaciones técnicas tendientes a que sólo una empresa pudiese resultar adjudicataria de la licitación».

La denuncia apunta a la figura de la “administración fraudulenta agravada” y es el primer coletazo de la renuncia del ministro de la Producción, Matías Kulfas, después de que trascendiera una información remitida a un grupo de periodistas con cuestionamientos al proceso licitatorio.