Cómo es el proyecto que propone ampliar los plazos de vigencia de la VTV

Un proyecto que ya fue presentado en la Legislatura bonaerense propone reducir la cantidad de controles de la Verificación Técnica Vehicular (VTV) y, consecuentemente, ampliar los plazos de vigencia en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.

La idea, presentada por el diputado de Juntos Emiliano Balbín y acompañada por el platense Claudio Frangul, contempla que para los vehículos 0Km. el control sea a partir del tercer año y no del segundo, como es actualmente, y para los que tengan entre los tres y siete años, sea cada dos años.

Los nuevos plazos que propone la iniciativa para automóviles y camionetas particulares son:

– Nuevos, exentos de realizar la VTV hasta tres años a partir del patentamiento o 50.000 kilómetros de uso.

– Desde tres años a partir del patentamiento o 50.000 kilómetros de uso, hasta siete años desde el patentamiento, el control sea válido por 24 meses.

– Desde siete años a partir del patentamiento o 75.000 kilómetros de uso, el control sea válido por doce meses, como es la vigencia actual para todos los vehículos.

Actualmente los controles son a partir de los dos años de patentamiento, y luego se deben realizar todos los años, sea cual fuere el uso o años de patentamiento de los vehículos.

«La Revisión Técnica Obligatoria de Vehículos es una incuestionable herramienta para garantizar la seguridad vial, por lo tanto debe utilizarse en ese sentido para evitar que se la vincule a cuestiones tributarias», señaló Balbín, quien agregó que «por lo tanto deben tenerse en cuenta las estadísticas al respecto de los distintos observatorios viales, estadísticas donde los incidentes viales para vehículos menores de siete años (7) años de patentamiento están vinculados generalmente a factores humanos y no técnicos».

«Según datos elaborados por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), la principal causa de la siniestralidad vial, con un 89,5% de incidencia, es el factor humano; en segundo término siguen las condiciones de infraestructura, con el 8,8 %; y por último cuestiones mecánicas, con apenas el 1,6 %. Estos datos fueron elaborados a partir del estudio pormenorizado y las reconstrucciones de siniestros de tránsito (con lesiones graves y muertes), en las que participaron 8 mil vehículos en 4 mil choques», explicó el legislador.

Además de resaltar la implementación de nuevas medidas de seguridad en los automóviles con relación a las existentes hace 22 años, cuando se puso en marcha este sistema, Balbín también indicó que en otras jurisdicciones, como en Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Jujuy, han incorporado «criterios de uso del vehículo, por sobre los años de antigüedad o el kilometraje recorrido por el mismo».

«También hemos observado el criterio de las provincias de Chaco y Tucumán, que comienzan con revisiones bianuales hasta comenzar con la revisión anual luego del séptimo año», agregó.

Al respecto, Balbín manifestó que «estas diferencias de criterio se debe a que la legislación nacional le otorga a cada jurisdicción la potestad de modificar los plazos, pero vemos que la provincia de Buenos Aires está utilizando parámetro menores a los establecidos por la ley nacional, cuando está facultada a intervenir para modificar los criterios establecidos para los vehículos menores a siete (años) contados desde su patentamiento».

El proyecto apunta «exclusivamente a vehículos de uso particular», ya que aquellos que se encuentran afectados «al transporte de pasajeros o de carga se encuentran alcanzados por normativas nacionales respecto a periodicidad y talleres habilitados», fundamentó Balbín, al tiempo que indicó que implementar una modificación como la que contempla el proyecto representaría además un alivio tributario para los automovilistas particulares de la provincia de Buenos Aires.